El objetivo de la plataforma es aportar transparencia a todos los detalles relacionados con cada botella
El objetivo de la plataforma es aportar transparencia a todos los detalles relacionados con cada botella - ABC

La plataforma antiplagio que prueba que el vino es 100% español

Cada botella contará con un código QR único a través del cual se podrá acceder a la información detallada de las botellas comercializadas

Belén Rodrigo
MadridActualizado:

Con la combinación de la tecnología blockchain y el «e-commerce» se lanza este mes al mercado Tattoo Wine, una plataforma especializada en vino que quiere revolucionar esta industria. Bodegas Riojanas es el socio principal en España para este proyecto con el que se pretende proporcionar confianza a los consumidores de vino a la vez que crea una red globalizada y transparente.

«En toda Asia hay problemas de autenticidad de los productos que allí llegan y el vino no es una excepción. Hay grandes marcas de champán francés que se llegan a falsificar un 70% y es un fraude que perjudica a todos», explica a ABC Santiago Frías, presidente de Bodegas Riojanas. «En Europa damos por hecho la garantía del producto porque las normativas son exigentes pero no ocurre lo mismo en otros mercados», añade.

La bodega española se suma como asociada a este nuevo concepto de comercialización de vino presentado por la sociedad de origen chino Blockchain Wine Pte., a la que pertenece la plataforma y que está respaldada por The House of Roosevelt, uno de los principales distribuidores de vino en Asia. Tattoo Wine es el acrónimo de «Traceability, Authenticity, Transparency, Trade, Origin, and Opinion» (trazabilidad, autenticidad, transparencia, comercio, origen y opinión).

Cada botella de vino tendrá grabado un código QR que será único gracias al cual los participantes podrán acceder a la información de cada botella.

«La plataforma es muy didáctica. Permite abrir diálogo con el consumidor. Ofrece todo tipo de información sobre la cosecha, las barricas utilizadas, el tiempo de transporte... Garantiza la autenticidad de lo que se está consumiendo», aclara Frías. Recuerda, además, que es una plataforma para vinos de valor añadido y que Bodegas Riojanas «somos la única bodega española que arranca en el proyecto». El mercado chino y de otros países asiáticos «es donde hay más posibilidades de negocio y donde más urgente resulta. Se trata de una tecnología que se implanta en multitud de áreas y que se podría integrar en otros mercados», subraya. En el caso de países como China, «el uso del móvil en compras «es más alto que en Europa», lo cual les favorece. El potencial cliente de Asia «es un consumidor de alto poder adquisitivo interesado en el vino y en la cultura europea que está habituado a actuar en la redes sociales».

Bodegas Riojanas, que tiene como eje apostar por la innovación manteniendo el respeto a la tradición, ya vende en Asia y China es uno de los diez mayores mercados de exportación. Gracias a Tattoo Wine «esperamos que las ventas crezcan. Notamos un interés mayor por el vino español y por la cultura y sabemos que una de las barreras para el crecimiento es el de las garantías. Con la plataforma este problema queda solventado», subraya Frías.