Planta de Seat en Martorell (Barcelona)
Planta de Seat en Martorell (Barcelona) - REUTERS

La planta de Seat en Martorell logra la mayor producción de los últimos 14 años

El presidente, Luca de Meo, considera que el «escándalo de las emisiones» es «una oportunidad para ser mejor en el futuro»

LUIS M. ONTOSO
MADRIDActualizado:

La planta de Seat en Martorell (Barcelona) alcanzó en 2015 la mayor cifra de producción delos últimos 14 años, al fabricar 477.000 vehículos, según explicó el nuevo presidente de la compañía automovilística española, el italiano Luca de Meo, durante un encuentro celebrado en Madrid. Este dato resulta un 8% superior al del ejercicio anual anterior (443.000 unidades) y sigue la tendencia ascendente que la firma inició en 2009.

De Meo señaló que con este volumen de producción la fábrica de Martorell se «acerca a su capacidad máxima». Esta mejora, explicó, está vinculada parcialmente a las ventas del Audi Q3, fabricado en esta planta, el «único» automóvil «premium» que se ensambla en España.

En relación con las ventas, el directivo -quien relevó al anterior presidente, Jürgen Stackmann, poco después de destaparse la polémica sobre el fraude de las emisiones contaminantes en el grupo Volkswagen- recordó que Seat logró en 2015 el mayor dato de ventas de los últimos ocho años (400.000 unidades) y un 2,4% más que durante 2014.

Sin embargo, el presidente de la firma automovilística no se dio por satisfecho y sugirió algunos puntos que configurarán el plan estratégico de la compañía hasta 2025. «Seat merece tener una mejor posición e imagen que la ocupa en la actualidad». En este sentido, se refirió al dato de matriculaciones en nuestro país, donde la marca fue únicamente superada por otra firma del grupo germano, Volkswagen. «Seat no se conforma con la segunda posición. No se me ocurre ninguna marca que no lidere su mercado nacional», destacó.

La llegada del nuevo todocamino de Seat (SUV), que como confirmó De Meo se presentará en el salón de Ginebra (Suiza) el próximo mes de marzo, permitirá impulsar las ventas, ya que el nuevo modelo está concebido para convertirse en uno de los tres pilares de la marca, junto con el León y el Ibiza. Asimismo, la compañía lanzará al mercado dos nuevos modelos más en los próximos 18 meses.

El presidente de la firma subrayó en que el todocamino supone un paso ascendente en la estrategia de mejora de Seat, que se concentra en aspectos como el diseño, la calidad y la eficiencia, para abarcar progresivamente modelos de gama más elevada. «La tendencia es subir el nivel. Pero no debemos traicionar el posicionamiento de la marca Seat», explicó. De Meo no avanzó si Seat ha salido en 2015 de los «números rojos», cuestión que se resolverá en marzo cuando dé a conocer sus resultados, pero sí anticipó que el objetivo de la marca es lograr «lo antes posible» el «breakeven» (umbral de rentabilidad).

Emisiones contaminantes

De Meo hizo hincapié en que el incremento de las ventas y la producción se ha producido pese a los «obstáculos» con que se ha encontrado este último año, especialmente tras el estallido del escándalo sobre las emisiones contaminantes. «Esta crisis debe ser una oportunidad para ser mejores en el futuro». El directivo, quien está siendo investigado por la Fiscalía italiana por su papel al frente de Audi en el caso de las emisiones, avanzó que Seat ha trabajado en un plan para que la reparación de los vehículos, que durará en torno a media hora y una hora, resulte lo más «cómoda» posible para los propietarios de los vehículos. Las llamadas a taller arrancarán el próximo mes de marzo y se extenderán hasta final de año. En total, Seat vendió 700.000 vehículos equipados con el sistema fraudulento de emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) en todo el mundo, 150.000 de ellos en España.

Preguntado sobre la situación política de España, De Meo, aunque evitó referirse a ella en profundidad, la calificó de «complicada» y se limitó a recalcar que para la empresa «es importante tener una relación estable y transparente» con todas las autoridades.