Moody's ha alertado del riesgo de que las reformas en España se paren o se ralenticen
Moody's ha alertado del riesgo de que las reformas en España se paren o se ralenticen - ABC

Moody's asegura que la incertidumbre política impide elevar la perspectiva de España

La agencia considera que en materia fiscal, regulación de los mercados y eficiencia de las administraciones publicas no se ha avanzado prácticamente nada en nuestro país

EFE
MADRIDActualizado:

La agencia de medición de riesgos Moody's cree que la posibilidad de que las reformas emprendidas en España se interrumpan o ralenticen como consecuencia de la incertidumbre política es lo que en mayor medida ha impedido a la agencia elevar la perspectiva crediticia del país.

Durante la presentación de las perspectivas de crédito para 2016, el director del departamento de Riesgo Soberano de la agencia estadounidense, Dietmar Hornng, ha desgranado los principales retos a los que tiene que hacer frente Europa durante los próximos meses, entre los que ha destacado la deflación, el frenazo de la economía china, la devaluación de las divisas en los mercados emergentes, el giro populista en política en algunos países europeos y el "brexit" -la salida del Reino Unido de la Unión Europea-.

Aunque ninguno de ellos se impone al resto, Hornung sí ha señalado alguna particularidad en el caso de España, donde la parálisis política afecta a un calendario de reformas que debería ser más ágil. En concreto, se ha referido a la del mercado laboral, un asunto "complejo y difícil" pero que es preciso llevar a término.

Hasta ahora, España iba bastante bien encaminada en la reforma del mercado laboral y en la reducción del déficit, así como en la de las pensiones y en la reestructuración del sector bancario, que también progresan adecuadamente, según la agencia. Pero en materia fiscal, regulación de los mercados y eficiencia de las administraciones publicas, ha señalado, no se ha avanzado prácticamente nada, y aunque la economía española ha crecido de forma estructural, queda aún mucho por hacer.

Todo ello afecta a las perspectivas crediticias del país, y es que las reformas en marcha han tenido un efecto limitado " y menos del esperado" en la tasa de crecimiento. No obstante, la nota de España es "moderadamente buena" y todo apunta a una moderada expectativa de recuperación y una mejora de la estabilidad fiscal, "pero seguir con las reformas es lo que hará que mejoren los 'ratings'".

En conjunto, y comparada con otras regiones, Europa crece razonablemente bien, y se esperan menos revisiones a la baja que en otros mercados, aunque el crecimiento medio de la zona del euro este año estará por debajo del 2%, un nivel bajo.

Aparte del auge de los populismos, que no es una característica específica de España sino que afecta también a otros países, tanto por la derecha como desde otros flancos, Hornung se ha referido a un entorno deflacionario, al frenazo de la economía china, a los bajos tipos de interés y al peligro de ruptura que sobrevuela la Unión Europea, antes de Grecia -que no ha desaparecido, y ahora del Reino Unido.

No obstante, en su opinión es preciso poner cada elemento en su contexto, puesto que en China no se está produciendo un aterrizaje forzoso sino una desaceleración, y los lazos comerciales de Europa con China son relativamente débiles, en términos generales al Viejo Continente le afecta mucho más lo que ocurra en Estados Unidos.

Más peligro detecta Hornung en la cohesión de la Unión Europea y de la zona del euro, que está siendo puesta a prueba no sólo con el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido sino con el avance de opciones políticas populistas y antiausteridad en España, Francia o Portugal. De una manera marginal, el analista se ha referido al proceso soberanista de Cataluña, pero ha querido dar más énfasis a la posible salida de Grecia del euro, un tema que aún no se ha resuelto del todo.