Florentino Pérez, presidente de ACS
Florentino Pérez, presidente de ACS - EFE

ACS gana 250 millones de euros en el primer trimestre, un 7,4% más, y mantiene su deuda en mínimos

La pasivo del grupo se reduce en más de 1.300 millones de euros, hasta los 359 millones

MadridActualizado:

ACS obtuvo un beneficio de 250 millones en el primer trimestre del año, un 7,4% más. El grupo, que aseguró el martes que incrementará un 35% su beneficio en 2019 gracias a la compra de Abertis, se vio impulsado por su negocio internacional y la mejora de la división de construcción, que ganó un 13,2% más.

Destaca de igual forma la aportación a las cuentas de Hochtief, que registró un beneficio de 70 millones, un 10,8% más. Dragados, por su parte, ganó 36 millones de euros, lo que supone una mejora del 6,4%.

De vuelta a ACS, la empresa cosechó un Ebitda de 627 millones de euros entre enero y marzo, un 3,6% más. Además, redujo notablemente su pasivo en este periodo. La deuda se estableció en 359 millones de euros al término del primer trimestre, más de 1.300 millones menos en comparación con el mes de marzo del año anterior y un 92% por debajo de la cifra mostrada en 2014. La empresa ha explicado que «la fuerte generación de caja operativa y un circulante bajo control» justifican esta reducción tan considerable.

Respecto a las ventas, estas crecieron un 3,7%, hasta los 8.671 millones de euros. América del Norte continúa representando el mercado más importante para el grupo de infrastructuras, al aportar un 44% de sus ventas. Por detrás se sitúan Europa (20%), Australia (19%, gracias a Cimic), América del Sur (8%) y Asia (7%). La compañía cerró marzo con una cartera de 66.677 millones, una cifra que disminuyó en comparación a 2017 debido «exclusivamente» al impacto negativo del tipo de cambio, que en este caso asciende a más de 8.400 millones de euros. ACS destaca que sin este factor el crecimiento habría sido del 10,4%.

Por divisiones, sobresale el resultado del área de Construcción, que además obtener un beneficio de 103 millones de euros registró unas ventas de 6.348 millones, un 3,1% más. El 96% de esa cuantía procedió del exterior, destacando el comportamiento de mercados como América del Norte y Australia. La cartera de obras ascendió por su parte a 55.005 millones, un 8,6% más, gracias a proyectos como una planta de generación hidráulica y sistema de drenaje en Canadá, la construcción de una nueva torre de 12 plantas de un hospital en Cleveland y la ampliación del metro de Copenhague.

Nuevas inversiones

Por su parte, el área de Servicios Industriales registró un beneficio de 125 millones de euros (un 5,4% más) y unas ventas de 1.957 millones de euros, gracias la mejora del mercado mexicano y el nacional. De igual forma, la división de Servicios alcanzó unas ganancias de 8 millones -un 32% menos debido al impacto que causó la plusvalía de la venta de la empresa logística Sintax en 2017- y unas ventas de 372 millones (+6%), que ya corresponden únicamente a Clece.

Recientemente, la compañía ha mostrado su intención de incrementar su posición en este segmento mediante la adquisición de otras empresas. De igual forma la empresa estudia pujar por activos recogidos en el Plan de Carreteras o las autopistas de peaje en quiebra. Entre enero y marzo, el grupo realizó inversiones totales por valor de 183 millones de euros.