ABC

La exportación de vehículos acumula ya cinco meses de caídas

Entre enero y marzo las ventas al exterior bajaron un 3,3%, y la producción, un 1,7%

MadridActualizado:

El sector automovilístico no levanta cabeza. La producción de vehículos volvió a caer en marzo, encadenando así cinco trimestres consecutivos a la baja. Según los datos publicados ayer por la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), las fábricas españolas sacaron al mercado 261.663 unidades durante el tercer mes del año, lo que supone un 0,36% menos que el mismo mes del año anterior. Una cifra condicionada por la situación del mercado nacional, que ha encadenado siete meses de caídas.

Las exportaciones completan este círculo vicioso. Y es que las matriculaciones en mercados europeos de referencia para España, como Francia (-2,3%), Alemania (-0,5%), Reino Unido (-3,4%) e Italia (-9,6%) también se sitúa a la baja. Esta tendencia, además de condicionar las ventas al exterior (que cayeron un 3,3% en marzo, hasta las 207.000 unidades) repercute en las cifras de fabricación. Y es que el 80% de los vehículos que se producen en nuestro país se dirigen al extranjero.

La caída también se deja notar a nivel trimestral. En el caso de la producción, que alcanzó los 756.823 vehículos entre enero y marzo, el descenso asciende al 1,7%. La exportación sufre todavía más este bache, cayendo entre enero y marzo un 3,3%, hasta las 599.927 unidades.

Desde Anfac avisan de que el frenazo del mercado podría ser mayor, ya que el año pasado la Semana Santa cayó en marzo. «Se está comparando así un mes de plena actividad (marzo de 2019) con un mes con varios días festivos (marzo de 2018), con lo que el efecto calendario podría estar suavizando, incluso, el dato de caída», explicó ayer la asociación en un comunicado.

Por segmentos, se vendieron al exterior 110.080 vehículos comerciales (un 51% más) durante el primer trimestre, lo que compensó parcialmente las caídas de los turismos, que cayeron un 5,02%, estableciéndose en 478.794 coches, y los todoterrenos, que se situaron en 11.053 unidades, lo que supone un retroceso del 12,36%. En el ámbito de la producción, se fabricaron 587.257 turismos (-3,31%), 158.148 vehículos comerciales (+53,64%) y 11.418 todoterrenos (-13,55%).

La industria automovilística se está viendo afectada por factores como la incertidumbre regulatoria que rodea al diésel y las dudas que genera la implantación del nuevo sistema de medición de emisiones, el WLTP. En este contexto, los fabricantes han reclamado a los políticos una Ley Nacional de Movilidad y una batería de medidas que ponga fin a la dispersión legislativa a la que rige ahora el sector.