Darío Valcárcel

Fuerza y empuje de Emilio Ybarra

Fue un hombre que defendió su independencia y su libertad, y que destacó por su atención al escenario internacional

Darío Valcárcel
Actualizado:

Emilio Ybarra y Churruca fue un español de fuerte vínculo con Euskadi y Madrid. Desde su nacimiento en 1938, fue un excepcional actor que impulsó fuertemente la modernización de España y de su cultura, con la que mantuvo una conexión permanente y creciente.

Podríamos hablar de su papel y del de Euskadi, una excepción de potencia y de modernidad en el desarrollo de una España caracterizada por lo contrario.

Podríamos hablar de un banquero que defendió su independencia y su libertad ante un Estado ya democrático, que se enfrentó a un comportamiento inquisitorial sobre el que también habría mucho que decir.

Pero en estas líneas queremos rendir homenaje a un hombre que destacó por su atención al escenario internacional.

Hoy esta observación puede parecer una redundancia, una obviedad. Pero en su caso y en su momento, sea a escala personal o profesional, era una excepción: tengo conocimiento de ello.

Desde el principio, a finales de los años ochenta, no solo apoyó sino que impulsó la revista Política Exterior, que debe su vida en gran parte a hombres como Guillermo Luca de Tena, José Lladó, Miguel Herrero de Miñón, Jaime Ojeda o el propio Ybarra, entre una lista no menor. Todos ellos empujaron para llenar un vacío cada día más evidente. Emilio Ybarra abrió puertas, señaló prioridades, fomentó esfuerzos propios y ajenos, casi siempre con modestia, buscando el perfil discreto que caracteriza muchas veces a grandes hombres.

Darío Valcárcel es periodista.

Darío ValcárcelDarío Valcárcel