Una imagen de archivo de un Boeing 737 MAX 8
Una imagen de archivo de un Boeing 737 MAX 8 - AFP

La OMC confirma que EE.UU. dio ayudas ilegales a Boeing en detrimento de Airbus

La institución acredita en ciertos supuestos que el país otorgó subvenciones contrarias a la normativa, mientras la compañía europea anima a la UE a fijar aranceles si los norteamericanos no subsanan el problema

MadridActualizado:

El órgano de apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha puesto de nuevo en la diana a Estados Unidos. No por sus aranceles, sino por un cúmulo de subvenciones otorgadas a Boeing. La institución ha confirmado que el país dio ayudas ilegales a la aerolínea que perjudicaron a su competidor directo europeo Airbus. En consecuencia, tal como destaca la Comisión Europea en un comunicado, todas las reclamaciones norteamericanas han sido rechazadas.

Catorce años después de que la Unión Europea iniciara este procedimiento de disputa, la OMC ha dado carpetazo al caso y fallado a favor del bloque comunitario. Y, por ende, de «su» empresa. El informe de la institución constata que EE.UU. ha continuado dando subsidios ilegales a Boeing pese a que en 2012 el organismo ya consideró que el terrotorio norteamericano brindaba ayudas contrarias a la normativa internaconal. Entonces, ya se advirtió a los estadounidenses de que debían poner fin a las subvenciones; este informe confirma que no lo hicieron.

Así, las conclusiones del documento son claras: Estados Unidos ha hecho caso omiso a los requerimientos de la organización multilateral, causando perjuicios a las ventas de Airbus en varias campañas a lo largo del mundo y durante varios años. Por ejemplo, la OMC detalla en su informe que «no han retirado las subvenciones EVE/IET con respecto a Boeing en el sentido del párrafo 8 del artículo 7 del Acuerdo SMC». Es decir, concesiones fiscales.

Respecto al daño a las ventas, el documento es claro: «Confirmamos las constataciones del Grupo Especial (...) de que la Unión Europea había establecido que las subvenciones fiscales vinculadas causan una pérdida significativa de ventas». En otras palabras, que las ventas de Airbus sufrieron por culpa de las ayudas ilegales de Boeing en las campañas de ventas de Fly Dubai 2014, Icelandair 2013 y Air Canada 2013, en el período posterior a la aplicación de la primera resolución que ya condenaba las subvenciones.

Celebración de Airbus y la UE

La reacción de Airbus no se ha hecho esperar. La aerolínea ha celebrado en un comunicado la resolución y anima a la Unión Europea a establecer aranceles al sector americano en caso de que Estados Unidos no subsane las ayudas ilegales. «El informe solicita que se requieran más pasos de cumplimiento de los Estados Unidos y Boeing. De lo contrario, la Unión Europea tendrá la posibilidad de buscar contramedidas en las importaciones de productos estadounidenses», señala el comunicado.

En consecuencia, el consejero general de Airbus, John Harrison, ha destacado que «esta es una clara victoria para la UE y Airbus. Reivindica nuestra posición de que Boeing, mientras señala con el dedo a Airbus, no ha tomado ninguna medida para cumplir con sus obligaciones en la OMC, en contra de Airbus y la UE». Y añade: «A falta de un enfoque constructivo, la UE tiene ahora un caso legal muy sólido para avanzar hacia las contramedidas».

Pese a todo, Harrison tiende la mano a su competidor para avanzar hacia «un entorno de comercio justo», lo cual contrasta con los enfrentamientos comerciales que mantiene desde hace más de un año el presidente norteamericano Donald Trump.

Desde la Comisión Europea la reacción ha ido en línea con la celebración de Airbus. Casi al unísono ha emitido un comunicado para destacar la victoria de la Unión Europea frente a Estados Unidos. Un nuevo capítulo de las tensiones entre continentes, con el bloque comunitario como claro vencedor en esta ocasión.

«El dictamen de hoy es bienvenido para la UE, su industria productora de aviones y trabajadores en todos los Estados miembros de la UE en este sector estratégico. El órgano de apelación ahora ha resuelto este caso de manera definitiva, confirmando nuestra opinión de que los Estados Unidos han seguido subvencionando a Boeing a pesar de las resoluciones de la OMC en sentido contrario. Continuaremos defendiendo un campo de juego nivelado para nuestra industria. Las empresas europeas deben poder competir en términos justos y equitativos, y la decisión de hoy es importante a este respecto», ha dicho Cecilia Malmström, comisaria europea de Comercio.