Marín Quemada, presidente de la CNMC
Marín Quemada, presidente de la CNMC - JUAN MANUEL SERRANO ARCE

Competencia crea un registro para controlar la actividad de los «lobbies»

La iniciativa busca habilitar el cauce de comunicación y permitir una relación completamente transparente con los grupos de presión

MadridActualizado:

La Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC) ha creado un registro de Grupos de Interés («lobbies») de carácter voluntario, público y gratuito, cuya adhesión implica la asunción de un decálogo ético, y que tiene como finalidad lograr una relación transparente y limitar las posibles influencias.

El Registro busca, por tanto, habilitar el cauce de comunicación y permitir una relación completamente transparente con los grupos de presión. De esta forma se limita la posibilidad de influencias improcedentes o, simplemente, contrarias o no alineadas con los intereses generales señalados en la Ley 3/2013 de creación de la CNMC, según ha explicado en un comunicado.

De hecho, la CNMC considera que la intervención de la sociedad civil a través de los grupos de interés es útil para el eficaz funcionamiento de la comisión, pero a la vez es prudente exigir que ese trato sea suficientemente transparente, y esté dotado de mecanismos de control.

De esta forma, se permite a cualquier ciudadano conocer cuál es la relación que mantienen los grupos de interés con la CNMC y en qué medida sus actuaciones contribuyen a modificar o conformar las decisiones de la comisión.

El Registro de Grupos de Interés tiene como objetivo crear un mecanismo institucional que haga lo más transparente posible la contribución externa a la actividad de la CNMC, en cualquiera de sus vertientes.

Con esta iniciativa, la CNMC pretende dar un paso más en materia de Buen Gobierno y Transparencia, trasladando a su actuación las buenas prácticas que son habituales en otros países y en la Comisión Europea (CE).

Un decálogo ético

La adhesión al Registro implica la asunción de un decálogo ético que recoge los principios de actuación en las relaciones con los miembros de la CNMC (presidente, consejeros, directores y técnicos). Podrán adherirse al mismo empresas y grupos de ellas; asociaciones profesionales, empresariales o sindicales; consultorías profesionales; despachos y bufetes colectivos, asociaciones, plataformas y redes; grupos de análisis y reflexión o instituciones académicas.

Para ello, se han establecido cinco categorías de grupos de interés, que dispondrán de un procedimiento para mantener actualizados sus datos. Los grupos de interés, añade la CNMC, desempeñan un «papel importante y legítimo en el proceso democrático». Es un derecho fundamental que los representantes de la sociedad civil tengan acceso a las instituciones, recabar información, defender su situación o instar a cambiar la legislación que les afecta, agrega.

El ejercicio profesional de los grupos de interés ya ha sido regulado en EEUU mediante la «Lobbying Disclosure Act» (aprobada en 1995), y en la Comisión y en el Parlamento europeos se implantó un Registro común denominado «Transparency Register» (aprobado en 2011).