Un trabajador de Seat en el Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria
Un trabajador de Seat en el Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria - ABC

Cómo acudir al ambulatorio sin salir del lugar de trabajo

Seat es la única empresa con servicios de ginecología y biomecánica propios

Juan Carlos Valero
BarcelonaActualizado:

Es como un gigantesco ambulatorio que dispone de once especialidades médicas, pero la diferencia estriba en que el Centro de Atención y Rehabilitación Sanitaria (CARS) de Seat se encuentra en el corazón de las instalaciones fabriles de Martorell, y que los 15.000 trabajadores de la plantilla de la firma automovilística pueden ir al médico caminando, dentro de su horario laboral, tanto para hacerse una mamografía como un análisis de sangre, radiografía o para tratarse alguna dolencia traumatológica. Con tantas facilidades, no es de extrañar que el año pasado se atendieran diariamente en el CARS a 325 trabajadores, hasta realizar más de 70.000 intervenciones de medicina preventiva, asistencial y rehabilitadora, entre consultas, pruebas diagnósticas, sesiones preventivas y de recuperación, así como pruebas de biomecánica.

Los servicios del CARS lo hacen único en España, ya que, además de traumatología, incluye ginecología para sus más de 3.000 trabajadoras, y laboratorio de biomecánica propio. La compañía ha invertido 3,3 millones de euros en este equipamiento que el próximo mes cumplirá dos años y que no solo repercute en el bienestar de sus trabajadores, ya que se trata de «una muy buena inversión», avanza Patricia Such, su directora y responsable del Departamento de Health, Safety and Emergencies del Grupo Seat y empresas del Grupo Volkswagen en España. «Antaño, la prevención en las empresas se asociaba a un gasto y solo se perseguía cumplir la ley», recuerda. Con el CARS, Seat demuestra que, más allá de los intangibles de procurar bienestar, satisfacción y motivación a sus trabajadores, se mejoran marcadores económicos como la accidentabilidad o el absentismo.

En el caso de accidentes laborales, el periodo de recuperación es mucho más rápido, dado que el acceso al diagnóstico es instantáneo, con médicos especialistas y pruebas realizadas en el mismo día. «Supone un tres en uno que permite que tanto el diagnóstico como el tratamiento sean precoces y dentro del horario laboral», señala Such. Además de ahorro de tiempo y mejora del bienestar, otra ventaja repercute en el resto de la ciudadanía, puesto que el tercio de la plantilla que hasta el momento ha utilizado los servicios del CARS descongestiona las listas de espera de la Seguridad Social.

El servicio ha logrado acortar las recuperaciones y el malestar del personal, por ejemplo, gracias a las infiltraciones de plasma rico en plaquetas, como hacen los futbolistas, hasta el punto de que las jornadas de trabajo perdidas por bajas a consecuencia de accidentes laborales se han reducido a la mitad, mientras el absentismo se ha mantenido a pesar de que en épocas de recuperación económica suele subir. Al tratarse de una empresa donde se fabrican vehículos, los servicios de traumatología y fisioterapia son los más demandados, pero también los de cardiología y ginecología, especialidades en las que se detectaron de forma precoz 50 patologías que desconocían tener los trabajadores, 18 de ellas premalignas y tres casos de cáncer en un estadio temprano y con pronóstico favorable.

La futura línea de montaje del nuevo León se está diseñando en el laboratorio de biomecánica, con realidad virtual, para definir con los ingenieros los puestos de trabajo y evitar lesiones.