Cinco trucos que ayudan a encontrar un vuelo barato para tus vacaciones de verano

Los expertos recomiendan reservar el billete con al menos tres semanas de antelación y tener cuidado con los extras añadidos que pueden encarecer el precio final

Actualizado:

Encontrar un vuelo barato en verano depende tanto de la flexibilidad en las fechas como de comprar el día y el momento adecuado. Los expertos recomiendan reservar el billete con al menos tres semanas de antelación y tener cuidado con los extras añadidos que pueden encarecer el precio final. Para ayudar en la búsqueda, seleccionamos algunos trucos para conseguir viajar al mejor precio posible durante las próximas semanas.

1. Ser flexible en las fecha y el destino

Es una obviedad, pero escoger días de inicio y de fin de viaje que no coincidan con el fin de semana pueden abaratar el billete de avión. Algo parecido ocurre con el destino, cuanto menos demandado esté, menos costará el viaje. En el portal Airhelp creen que es importante que el usuario se adapte a las fechas en las que reservar un vuelo tiene un precio menor.

2. Iniciar el viaje un jueves o viernes

En el informe «Travel Pricing Outlook in 2019» elaborado por Airlines Reporting Corporation (ARC) y Expedia Group se recomienda comprar vuelos que salgan en jueves o viernes ya que pueden suponer un ahorro del 10% en las tarifas aéreas. Asimismo, los expertos que han realizado dicho estudio señalan que es importante evitar los vuelos que salen en domingo porque suelen ser los más caros. En «Travel Pricing Outlook in 2019» se indica que los trayectos de ida y vuelta que abarcan un sábado en medio suelen tener un menor coste.

3. Reservar hasta tres semanas antes

Los expertos de ARC y Expedia Group recomiendan comprar con al menos tres semanas de antelación para evitar las subidas de precio de última hora. «Esperan a reservar en el úlimo minuto puede ser un juego caro», indican. Por otro lado, en ACR y Expedia Group confirman que realizar la reserva en domingo puede implicar un ahorro de hasta el 36% y revelan que los billetes más caros suelen ser compradoslos jueves o los viernes.

4. Cuidado con los extras

Algunos vuelos baratos tienen trampa y conviene evitar los extras que suponen un recargo importante al precio final. Los pluses más habituales suelen ser los relacionados con el equipaje, la elección de asientos, el medio de pago, la anulación de reservas, los servicios durante el viaje, la impresión de la tarjeta de embarque o el seguro.

5. Vuelos con ciudad oculta

Los expertos de reclamador.es recuerdan que a veces sale más barato viajar a destinos en los que se aprovechan escalas y se pierde el último tramo del viaje en vez de desplazarse al destino de forma directa. Así, algunos viajeros optan por comprar un billete a un punto final con escala en la ciudad elegida por un precio más bajo. En reclamador.es subrayan que la aerolínea no puede cancelar un vuelo de vuelta por no hacer el de ida o bajarse en una escala y no terminar el viaje.