El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino
El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino - EFE

Las autopistas de Ferrovial en Texas (EE.UU.) pagarán dividendo desde 2019

El grupo no descarta participar en la relicitación de las autopistas quebradas en España

MadridActualizado:

Las autopistas que Ferrovial posee en Texas (EEUU), la NTE y la LBJ, empezarán a repartir dividendos a partir de 2019, ha anunciado hoy su presidente, Rafael del Pino, durante su intervención en la Junta General de Accionistas del grupo constructor y de concesiones.

En concreto, la NTE, en la que Ferrovial tiene una participación del 62,97%, comenzará a pagar dividendo en 2019, y la LBJ, de la que posee un 54,6%, lo hará en 2020. El año pasado, Ferrovial compró un 6,3% adicional de la NTE y un 3,6% de la LBJ.

Del Pino ha avanzado también que una de las extensiones de la NTE, el segmento 3A, se abre hoy parcialmente al tráfico. El presidente de Ferrovial ha explicado que el foco inversor de la compañía se centrará en el ámbito de las infraestructuras en EEUU.

Además, ha subrayado que los planes de modernización de las infraestructuras que se plantean en sus principales mercados, en especial EEUU y Australia, y el cambio de tendencia en España favorecen el objetivo de Ferrovial de lograr un crecimiento rentable.

Del Pino ha apuntado que la integración de la compañía australiana Broadspectrum se está desarrollando según lo previsto y ha destacado que su adquisición permite a la división de Servicios alcanzar una posición relevante en Australia y Nueva Zelanda, penetrar en EEUU y fortalecer la presencia en Chile.

El presidente de Ferrovial ha incidido también en el reforzamiento de la posición en EEUU con la adjudicación de la autopista I-66, en Virginia, del tramo de la circunvalación Grand Parkway, en Houston (Texas) y el aeropuerto de Denver (Colorado).

La incorporación de estos tres proyectos suma 3.200 millones de euros a la cartera del grupo. Del Pino ha destacado también el fortalecimiento de la posición financiera de la compañía con la emisión de un bono híbrido perpetuo de 500 millones.

Ferrovial cerró el pasado ejercicio con una deuda neta consolidada de 3.463 millones, un 19 % por debajo del año anterior. El consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, ha dicho que la evolución del negocio en 2017 y la cartera de proyectos permiten ser optimistas de cara a 2018.

La cartera del grupo se situó, al cierre del pasado ejercicio, en 32.063 millones, de los que el 80 % corresponde al negocio internacional. Meirás ha subrayado que las prioridades del grupo son el «crecimiento rentable», sobre todo orgánico, y la disciplina financiera.

Autopistas quebradas

Asimismo, el consejero delegado de Ferrovial, Íñigo Meirás, ha explicado hoy que la compañía analizará la posibilidad de participar en la relicitación de las autopistas de peaje en quiebra cuando conozca en detalle las condiciones del concurso.

Durante la Junta de Accionistas del grupo, Meirás ha indicado que, de momento, no hay una decisión tomada, pero que la empresa analizará si representan una posibilidad de negocio.

Ferrovial contaba con participaciones mayoritarias en dos de las autopistas quebradas, la R-4 y la AP-36, cuya gestión ya ha revertido al Estado.

En respuesta a un accionista, Meirás ha señalado que el impacto de la quiebra de estas dos autopistas en las cuentas de la compañía en 2017 ha sido «cero» porque la inversión ya se había provisionado al cien por cien.

La gestión de cinco de las autopistas quebradas ha revertido ya al Estado, en concreto a la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), dependiente del Ministerio de Fomento.

Las últimas, desde el 1 de abril, han sido la AP-7 Cartagena-Vera y la AP-7 Circunvalación de Alicante, que se suman a la R-4, la R-2 y la AP-36. Fomento tiene previsto relicitar y adjudicar las nueve autopistas quebradas durante el presente ejercicio agrupadas en dos lotes.

Incertidumbre por el «Brexit»

Además, Rafael del Pino ha señalado hoy que, en algún momento, la compañía deberá decidir si toma medidas adicionales para hacer frente al impacto derivado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) o «Brexit», pero ha explicado que ahora mismo la incertidumbre es muy elevada.

Durante la Junta de Accionistas, Del Pino ha recordado que, en su momento, tras el referéndum británico, la empresa decidió no elevar su exposición al Reino Unido, que continúa siendo relevante.

En respuesta a la pregunta de un accionista, el presidente de Ferrovial ha admitido que la situación actual de incertidumbre en torno al «Brexit» es negativa para la economía británica y, por lo tanto, también para la actividad de la empresa en ese país.

Del Pino ha explicado que el «Brexit» ya ha impactado en el grupo porque la devaluación de la libra ha reducido el valor de las inversiones en Reino Unido