Jose Luis Escriba presidente de AIREF (derecha de la imagen)
Jose Luis Escriba presidente de AIREF (derecha de la imagen) - JAIME GARCÍA

La Airef cree que la Administración tendrá un agujero de 12.000 millones en 2021

La Autoridad Fiscal calcula que el déficit se incumplirá por un mayor alza del gasto en pensiones y sueldos públicos frente a lo previsto por el Gobierno

MadridActualizado:

Las elecciones europeas, autonómicas y locales se vislumbran en el horizonte y como ha ocurrido tradicionalmente en momentos electorales, el déficit se encamina al incumplimiento. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha evaluado la actualización del Programa de Estabilidad 2018 a 2021 que el Gobierno ha remitido a Bruselas y cree que las «medidas contenidas (…) no sustentan la senda de déficit», por lo que no compensarán el aumento del gasto por la subida de pensiones, sueldos públicos así como el propio desembolso en Sanidad por el envejecimiento de la población. Ello hará que en lugar del superávit del 0,1% del PIB que prevé el Ejecutivo para 2021, la Airef estime un déficit de un punto, es decir, unos 12.000 millones.

Por ello el organismo ha tildado de «improbable» la senda dibujada por el Gobierno: desde 2019 sus estimaciones elevan un punto el déficit frente al 1,3% estimado para 2019, el 0,5% en 2020 y el superávit del 0,1% que proyecta para 2021.El Gobierno estima un ajuste de 2018 a 2021 de 3,2 puntos del PIB, que se compone de un recorte del 2,4 en el gasto y del 0,8 por mayores ingresos. Es en estos 2,4 puntos de menor gasto donde surgen más incógnitas. La razón es que el Ejecutivo no ha incluido medidas suficientes para compensar el incremento del gasto en el Programa remitido a Bruselas.

La reforma estrella, el impuesto a las tecnológicas, con el que el Ejecutivo quiere ingresar 600 millones este año, no ha sido evaluado por la Airef por la falta de información disponible. En cuanto a la licitación de las autopistas de peaje rescatadas y su impacto en déficit, si bien el Gobierno preveía un efecto de 1.800 millones e ingresos de entorno a los mil millones, estos números, en opinión de Airef, presentan «un elevado grado de incertidumbre». La Autoridad Fiscal tampoco cree que se vaya a reducir el gasto en Sanidad sobre el PIB, como sí augura el Ejecutivo.

Junto a ello, la partida destinada a pensiones será mayor a lo que proyecta el Gobierno a ojos de la Airef. Donde hay un mayor desfase, ha observado la Autoridad Fiscal, es en la subida de las pensiones de viudedad cuya base reguladora subirá del 52% al 56% este año y al 60% en 2019. El Ejecutivo prevé que ello suponga un alza del gasto de unos 200 millones cada año. Sin embargo, la Airef cree que el incremento será de 600 millones en 2018 y de 700 en 2019.

Algo parecido ocurre con la remuneración de los asalariados públicos, a los que el Ejecutivo subirá los sueldos hasta un 9% de 2018 a 2020. Las estimaciones de la Airef prevén un aumento del gasto de personal un 1% superior cada año a lo que calcula el Gobierno.

Al analizar el aumento de la remuneración de los asalariados, el organismo ha estimado que los trabajadores verán aumentar sus sueldos en línea con la inflación, es decir, en el entorno del 1,5%: ello permitirá que no pierdan poder adquisitivo, aunque tampoco lo ganen. De hecho, según la

Para la Airef y el Gobierno, lo normal es que los trabajadores del sector privado sí que pierdan capacidad de compra, ya que se observa «una evolución salarial privada más contenida que la pública». Para los trabajadores de la administración Hacienda pactó un aumento de hasta un 1,95% este año.