AENA

Aena prueba en Menorca el embarque por reconocimiento facial

El proyecto se ha desarrollado en colaboración con Air Europa y ha sido implementado por las empresas everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad (everis ADS) y dormakaba España

MadridActualizado:

Aena ha puesto en marcha este viernes en el Aeropuerto de Menorca la prueba piloto para instalar el primer sistema de identificación biométrica para autoembarque y de reconocimiento facial en un aeropuerto español.

El proyecto, en colaboración con Air Europa, e implementado por las empresas everis Aeroespacial, Defensa y Seguridad (everis ADS) y dormakaba España, permite a los pasajeros acceder a la zona de embarque y subirse al avión utilizando únicamente su rostro.

Esto es posible gracias a la incorporación del reconocimiento biométrico facial y a un proceso inicial de enrolamiento. El registro previo se lleva a cabo cuando el usuario llega al aeropuerto y se puede realizar de dos formas: en el mostrador de facturación o a través de un quiosco diseñado específicamente para este proyecto.

everis ADS y dormakaba han desarrollado tanto el 'hardware' como el 'software' necesarios para la implementación de este sistema de acceso y autoembarque, incluyendo la conceptualización del proyecto, el diseño y adaptación de las herramientas y tecnologías necesarias.

El objetivo de esta prueba será verificar la eficacia de estos sistemas, la agilidad que proporcionan en el proceso de identificación y acceso de los pasajeros a las zonas de embarque, así como su posible implantación en los aeropuertos de la red de Aena.

En un comunicado, las dos compañías tecnológicas destacan que el trabajo desarrollado junto con Air Europa -- aerolínea de Globalia implicada en el proyecto--, bajo la coordinación de Aena permite "colocar a España en una posición de liderazgo en la gestión del tráfico de pasajeros, mejorando la seguridad y facilitando el tránsito de los mismos en los aeropuertos".

Heathrow, próxima parada

El Gobierno, que ya avanzó este proyecto, considera que este sistema de reconocimiento facial agilizará los controles, ya que los pasajeros que se sometan al mismo no tendrán que mostrar los documentos necesarios --aunque sí estarán obligados a llevarlos consigo--, y podrán acceder automáticamente a través de la captación de sus datos biométricos. Dicho sistema va a implantarse en el aeropuerto londinense de Heathrow este verano.

Un aspecto clave es la "alta confiabilidad" del proceso de enrolamiento, que incluye tecnologías como la verificación de documentos con la aplicación de tres luces (visible, infrarroja y ultravioleta) o la incorporación de reconocimiento facial con detección de prueba de vida que impide el uso de fotografías, vídeos o máscaras. La información se envía al gestor de identidades biométricas de Aena por un canal cifrado.

Una vez realizado el registro, cuando el viajero se acerque al primer filtro de seguridad que limita el acceso a la zona de embarque, se tomarán varias imágenes que se contrastarán con el gestor de identidades.

Conforme a ello, las puertas se abrirán una vez verificada la validez y supervisando el paso de un único pasajero, sin que el usuario precisa utilizar una tarjeta de la aerolínea. Algo similar ocurrirá con la puerta de embarque, en la que no será necesario presentar ningún tipo de documentación.

Una vez se comprueba la información biométrica, el sistema recuperará de forma automática la tarjeta de embarque y la enviará a la puerta permitiendo la entrada en el avión.