La ministra, con una bufanda roja, llega al ayuntamiento de Andorra, en Teruel
La ministra, con una bufanda roja, llega al ayuntamiento de Andorra, en Teruel - EFE

Abuchean a la ministra de Transición Ecológica por el cierre de las centrales de carbón

Cientos de vecinos de Andorra (Teruel) increparon a Teresa Ribera y al presidente de Aragón, Javier Lambán

Andorra (Teruel)Actualizado:

Los vecinos de Andorra (Teruel) han recibido hoy a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, entre gritos exigiéndole que «dé la cara» por el futuro de la cuenca minera turolense, ante el cierre de la central térmica de Endesa, y la expectativa de que plantee soluciones para el futuro de la localidad.

Ribera se ha encontrado un ambiente tenso en la plaza del ayuntamiento donde los vecinos se han congregado portando carteles con lemas como «Se vende: razón el Gobierno» o «Se vende: razón Endesa», que también cuelgan en comercios y casas de todo el pueblo.

Los gritos de protesta han comenzado ya en la plaza del Regallo ante el paso de los primeros coches oficiales de las autoridades convocadas a la visita. De uno de ellos se ha bajado el presidente de Aragón, Javier Lambán, quien ha asegurado a algunas de las personas que le increpaban que «no iba a dejarlos en la estacada».

El presidente, que también ha sido recibido entre los gritos de protesta de los congregados, ha acompañado después al resto de vecinos hasta la plaza del ayuntamiento donde más andorranos se habían reunido para recibir a los asistentes a la reunión, y se han vivido algunos momentos de tensión entre fuerzas de seguridad y algunos vecinos que querían sobrepasar la valla que limitaba el acceso al Consistorio.

«Andorra no se vende, se defiende», «Queremos elegir dónde vivir» y «Señora ministra, dé la cara» son algunas de las consignas proferidas por los vecinos, que se han intensificado a la entrada de Ribera en el ayuntamiento.

Protestas en Andorra, Teruel
Protestas en Andorra, Teruel - EFE

La ministra ha acudido a la localidad, tal y como había anunciado, después de que Endesa haya comunicado oficialmente el cierre de la central térmica para junio de 2020 al no haber realizado las inversiones en materia medioambiental que posibilitaban su futuro más allá de este año.

Ribera ha llegado acompañada de la comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, Isaura Leal, y la delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, entre medidas de seguridad para facilitar su acceso al edificio.

En el ayuntamiento se ha reunido con el presidente de Aragón, junto a otros miembros del Ejecutivo autonómico, así como con los alcaldes de Andorra y la vecina localidad de Ariño, donde está la mina de carbón que también ha anunciado el cierre, y representantes sindicales.

Convenio para una transición justa

Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha asegurado a los representantes sindicales, sociales y políticos de las cuencas mineras de Teruel que para el mes de junio espera que pueda firmarse un «convenio para una transición justa» entre administraciones y agentes sociales. Sería el primero de España para facilitar el proceso de transformación económica en la zona.

Un convenio que, ha dicho la ministra a los medios de comunicación, se firma a modo de contrato para elaborar una estrategia que debe concretar qué instrumentos pueden aplicarse para facilitar la transformación económica de la zona, desde el punto de vista de incentivos fiscales o estableciéndola como prioritaria para determinadas inversiones.

El objetivo es asegurar que «el marco de acogida sea particularmente atractivo para hacer inversiones en Andorra», ha aclarado, pero para abordar «un cambio de tal magnitud» es necesario «un proyecto».

Aunque no ha hablado de ninguna dotación económica concreta, Ribera sí ha resaltado el compromiso del Gobierno central para «acompañar el proceso» de transición, que entiende que se da en «un momento muy traumático».

«Nada de lo que hoy vemos nos pilla por sorpresa», ha apuntado, pero ha dicho que «el miedo generó la tentación» de esperar para hacer frente a esa transición.

Ante la pregunta de si ve posible alargar la vida de la térmica, ha dicho que la normativa europea es la que lo determina, pero sí ha manifestado que la propuesta de cierre de Endesa es «insuficiente» para el Gobierno central.