El expresidente de Bankia Rodrigo Rato
El expresidente de Bankia Rodrigo Rato - INÉS BAUCELLS

La Audiencia rebaja en 500.000 euros la fianza de 34 millones a la antigua cúpula de Bankia

La Sala de lo Penal descuenta el dinero que perdieron dos preferentistas, porque no forman parte de la causa

Actualizado:

La Audiencia Nacional ha rebajado en 541.192,34 euros la fianza de 34 millones impuesta a la antigua cúpula de Bankia, así como a la entidad y su matriz, BFA, por la salida a Bolsa, cuestionada por la Justicia por supuestas irregularidades. La Sala de lo Penal ha aceptado que se reste la cantidad que perdieron dos personas que cambiaron unas preferentes por acciones, puesto que no forman parte del proceso.

En un auto, la sección tercera de la Sala de lo Penal estima el recurso que presentaron Bankia y BFA para que se descontara esta cantidad y se les devolviera su parte correspondiente: unos 180.398 euros para ambas. La fianza se impuso con carácter solidario para ambas entidades y los cuatro directivos que conformaban la cúpula de Bankia en el momento del salto al parqué: el expresidente Rodrigo Rato, Fernando Verdú, José Manuel Fernández Norniella y José Luis Olivas.

Los magistrados explican que "el canje de acciones por los productos financieros referidos (preferentes) no formaba parte del objeto del proceso penal" que investiga la salida a Bolsa de Bankia. Los preferentistas afectados, Manuel Aguilar y Amadora Espinar, perdieron 416.301,80; a lo que el juez suma el tercio que fija la ley para la fianza.

El objetivo de la fianza del caso Bankia es asegurar las posibles indemnizaciones que deban afrontar las entidades y los directivos en caso de que sean condenados cuando llegue el momento del juicio. El juez que instruye el caso, Fernando Andreu, fijó en un primer momento en 800 millones la fianza para salvaguardar el dinero de los inversores minoritarios, pero la Sala de lo Penal la redujo hasta 34 millones para cubrir únicamente a los inversores personados en el proceso penal.

En esta causa, los dos peritos judiciales, dos inspectores del Banco de España que trabajaron durante un año y medio a las órdenes de Andreu, concluyeron en sendos informes que la entidad saltó al parqué con "las cuentas maquilladas". Bankia y las defensas de algunos exdirectivos imputados han presentado informes que niegan la mayor.