Moody's no deja pasar que diferentes factores aún pesan en el mercado inmobiliario
Moody's no deja pasar que diferentes factores aún pesan en el mercado inmobiliario - abc

Moody's destaca que la subida del precio de la vivienda será positiva para los bancos

La recuperación del mercado inmobiliario contribuirá a reducir los activos «tóxicos» en el balance de las entidades

ep
Actualizado:

La recuperación del mercado inmobiliario en España resulta positiva para los bancos españoles porque servirá de impulso al conjunto de la economía del país, contribuyendo así a reducir los activos 'tóxicos' en el balance de las entidades, según la agencia de calificación Moody's. La agencia de calificación destaca el alza del 4,2% en los precios de la vivienda en España durante el segundo trimestre anunciado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mayor subida trimestral desde 2008.

Asimismo, Moody's apunta que otras estadísticas sugieren una mejoría en el sector, incluyendo las referidas a concesión de hipotecas y al volumen de transacciones inmobiliarias.

En este sentido, la agencia espera que, a pesar de que los beneficios se materializarán a través de todas las clases de activos, estos sean más visibles en los activos problemáticos más vinculados al sector inmobiliario, incluyendo hipotecas residenciales, inmuebles comerciales y activos inmobiliarios embargados, "que en la mayoría de los casos equivalen a más del 10% del total de préstamos". "A pesar de estas indicaciones de una recuperación, creemos que los precios de la vivienda no seguirán creciendo a tasas tan altas y en su lugar se estabilizarán", apunta la agencia.

De este modo, los analistas de Moody's señalan que, mientras las tendencias macroeconómicas favorables y la mejora de la confianza de los consumidores están impulsando la inversión en vivienda, "diferentes factores aún pesan en el mercado inmobiliario", en referencia al elevado desempleo y la disminución de población, particularmente entre las cohortes más jóvenes, donde se concentra la demanda de primera vivienda, así como por la lentitud para absorber el inventario de viviendas.