El presidentes de la CEOE, Juan Rosell (i), y el presidente de CaixaBank en la sede de la CEOE de Madrid
El presidentes de la CEOE, Juan Rosell (i), y el presidente de CaixaBank en la sede de la CEOE de Madrid - EFE

CEOE y sindicatos sellan el pacto para ganar poder adquisitivo

Las subidas recomendadas son del 1% para este año y del 1,5% para 2016

Actualizado:

Los órganos de dirección de la CEOE, UGT y CC.OO. han dado ya el visto bueno al nuevo acuerdo de negociación colectiva. Este lunes, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, el de Cepyme, Antonio Garamendi y los secretarios generales de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo y UGT, Cándido Méndez, han puesto su firma a un pacto que busca que los sueldos ganen poder de compra tras las contenciones y recortes que ha dejado la crisis. La firma llega tras medio año de negociaciones. El acuerdo llega después de que ambas partes, más los empresarios, cedieran en aras de un pacto, celebrado por el Gobierno, y por los más de dos millones de trabajadores que tienen finalizado su convenio y, por tanto, pendiente de firmar sus condiciones para este ejercicio y el próximo, como ya informó ABC.

El texto que han firmado empresarios y sindicatos incluye para este año una subida salarial de hasta el 1% y de hasta el 1,5% para 2016. La recomendación para 2017 tendrá que esperar a conocer el PIB de 2016 y el cuadro macroeconómico de ese ejercicio. Para los dos primeros años se establece una cláusula de revisión ligada a la inflación. Así, si los precios suben por encima del 2,5% entre 2015 y 2016, se activaría esta cláusula para compensar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores.

Los sindicatos quieren que la ganancia de poder de compra esté garantizada ante un eventual incremento de los precios. Por este motivo, las partes acordaron incorporar esta cláusula. En la actualidad, sólo dos de cada diez trabajadores con convenio pactado tiene una de estas cláusulas de garantía salarial. La fórmula diseñada para el anterior acuerdo de convenios (2012-2014), ligada al PIB y al precio del petróleo Brent, ya las hizo casi inaplicables. Y la posterior contención de los precios ha hecho que estas cláusulas, que los sindicatos exigieron para firmar, caigan en desuso.

De años de congelación de salarios se pasa ahora a un escenario de una casi segura recuperación de poder adquisitivo, algo que habían puesto como condición los sindicatos desde el comienzo de la negociación. El incremento del 1% previsto para este año está por encima de la caída del 0,2% estimada por el Banco de España para los precios este ejercicio. Y algunas décimas más se ganarán en 2016. El 1,5% es superior, por ejemplo, al 1,2% que prevé la autoridad monetaria para ese periodo.

Aunque las recomendaciones salariales a las empresas son sólo eso, recomendaciones, los mayores convenios sectoriales nacionales están paralizados en espera de estas directrices para negociar. Banca, química, artes gráficas o cajas de ahorro están a la espera, como también lo están el sector de la consultoría o del ocio. En total, los 20 convenios nacionales más representativos, de los que dependen 2,2 millones de trabajadores, más del 80% empleados que rigen sus condiciones laborales por convenio.

Además de subidas salariales y cláusulas de revisión el pacto incluirá compromisos de empleo y de estabilidad, Empresarios y sindicatos están de acuerdo en que las «necesidades permanentes de la empresa se atiendan con contratos indefinidos» y que se evite el «encadenamiento injustificado de contratos temporales».

Luchar contra el absentismo es también objetivo. A propuesta de la patronal se recomendará que las empresas vinculen los complementos salariales, que muchas realizan de forma voluntaria a las rentas públicas que recibe el trabajador cuando está de baja.