Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España
Adolfo Ramírez-Escudero, presidente de CBRE España - josé ramón ladra
entrevista

«Sólo un 20% de los activos inmobiliarios concentrará el 80% de la recuperación del sector»

El presidente de CBRE España, Adolfo Ramírez-Escudero, cree que 2015 puede ser un año «tan bueno» como 2014 en el sector y apuesta por la llegada de más inversores extranjeros

Actualizado:

Adolfo Ramírez-Escudero fue nombrado presidente de CBRE en julio de 2013 con el objetivo de duplicar la facturación de la compañía en España. Su obsesión: crear una plantilla joven. La media de edad de la consultora inmobiliaria en España se sitúa en los 35 años. Menor aún es el de las nuevas contrataciones (31 años).

-¿Cómo finalizó el año pasado en inversión inmobiliaria no residencial?

-Ha habido una avalancha de dinero procedente, fundamentalmente, del exterior y eso ha significado un año récord en volumen de inversión, sólo superado en 2007, al alcanzar algo más de 10.000 millones de euros ( según el informe presentado esta semana, se situó en 10.200 millones). Nosotros hemos tenido un ritmo frenético, una actividad que también se ha reflejado en los resultados: hemos aumentado la facturación cerca del 30% en España hasta los 80 millones de euros y un 26% en el ámbito internacional. Mientras tanto, incrementamos un 20% la plantilla en este país con 100 nuevos miembros. Al final nosotros crecemos si crece la economía y, sobre todo, si crecen nuestros clientes.

-Hemos visto la retirada de los fondos buitres en España durante el último ejercicio. ¿Han tomado las socimis el testigo de estos inversores?

-Las socimis (sociedades de inversión inmobiliaria con beneficios fiscales) han sido una reacción muy natural y sana para la redefinición del nuevo ciclo en el sector. La realidad es que esa actividad ha llamado a más actividad. Hemos visto inversores de otra tipología, como Lone Star, Goldman Sachs o Blackstone, que han permitido definir precios y cambiar la expectativa. Todo ello apunta a un 2015 en la firme senda de la recuperación.

-Parece que todo el capital extranjero se dirige hoy en día a financiación corporativa, hoteles y edificios de oficinas...

-Al final, como en cualquier mercado, en el sector inmobiliario hay productos más maduros que otros.

-¿Cuáles son los segmentos más dinámicos en el ámbito inmobiliario?

-Hemos visto en nuestros sectores tradicionales un repunte en la actividad del alquiler. Creemos que vamos a crecer, porque el mercado va a crecer, en la parte de asesoramiento en alquileres. Sin embargo, quedan más productos por entrar en el mercado. La mayor afluencia de inversores generará nuevos productos, inversiones alternativas con un elevado interés, como, por ejemplo, activos del sector público, como hospitales y, por qué no, tras la privatización de AENA, los aeropuertos. Creemos también que las grúas van a volver a Madrid y a otras ciudades de España. No se va a promover de manera especulativa, sino siempre con una demanda real. Otra línea que nos parece interesante es la de acompañamiento a servicios de promoción. Hay otra vía de desarrollo: las grandes promotoras se han quedado en una expresión mínima de lo que habían sido en otra época. Pensamos que este sector aún se va a consolidar más. Veremos más operaciones de compraventa, fusiones, etcétera...

-Sin embargo, la recuperación del mercado será a dos velocidades...

-Sólo el 20% de los activos concentrará el 80% de la recuperación e incremento de valor. En el sector inmobiliario los promedios sirven de más bien poco, cada activo es una inversión única. Un asesoramiento y conocimiento en detalle es clave. La recuperación no significa que en doce meses se pueda recorren lo que se ha venido deshaciendo en seis o siete años. En residencial existe aún mucha disponibilidad. Veremos que lo primero en recuperarse es aquello que tiene una relación entre oferta y demanda más saneada. Está claro que veremos en las grandes ciudades el desarrollo de nueva vivienda.

-¿Cómo evolucionarán los precios en 2015?

-Según el documento de tendencias, en el que se encuestó a casi 180 directivos inmobiliarios, el sector considera que sí se ha tocado fondo de manera general, incluso en el residencial, que es el que aún puede encontrarse en mayor medida en un punto de inflexión.

-¿Qué previsiones tienen para 2015?

-No es fácil ver razones objetivas por las que no podamos tener un año igual de bueno o incluso mejor que el año 2014. La globalización es una realidad. Vamos a seguir viendo mucho capital extranjero (no sólo británico o norteamericano, sino también asiático y, por supuesto, latinoamericano) para la recapitalización del sector y la consecución de un nuevo ciclo de construcción. Asimismo, la tecnología va a cambiar la forma en la que se concibe la prestación de muchos servicios inmobiliarios.