El actual presidente de la CEOE, Juan Rosell
El actual presidente de la CEOE, Juan Rosell - efe

Juan Rosell tiene ya respaldos para optar a la reelección en la CEOE

Media docena de patronales, entre ellas metal y construcción, buscan un candidato para disputar la dirección al presidente el 17 de diciembre

Actualizado:

La CEOE ha empezado ya la cuenta atrás para hacer frente a un nuevo proceso electoral el próximo 17 de diciembre en el que la candidatura de Juan Rosell es prácticamente segura, después de constatar los apoyos con los que cuenta dentro y fuera de la organización. Desde hace meses algunas patronales sectoriales y territoriales mueven ficha para disputar la dirección de la organización al presidente por no estar en sintonía con la política que ha seguido en los últimos cuatro años y por entender que bajo su mandato la organización ha perdido peso.

El nuevo plan de formación, con el que el Gobierno quiere poner freno al rosario de escándalos, la ley de mutuas, una norma para controlar a estas entidades colaboradoras de la Seguridad Social, o la supuesta "tibieza" con la que Rosell ha tocado el caso catalán, no convencen a un grupo de patronales. Creen que Rosell se ha plegado ante el Gobierno y que esas dos normas, junto a la polémica ley de Cámaras, va contra de sus intereses. Entre esta media docena de organizaciones estarían las del metal, construcción o las territoriales de País Vasco o parte de Galicia. Algunas de las organizaciones descontentas se quejan del impacto que va a tener en sus cuentas el cambio del modelo de formación pactado, que acabará con la exclusividad en el uso de los fondos de formación. Uno de los más activos con estos cambios ha sido José María López Bourio, presidente de la asociación gallega de empresas de tecnologías de información y comunicación.

También ha levantado ampollas el tope salarial que la ley de mutuas pone a los gestores (la retribución media fue de 158.000 euros brutos en 2014) o las normas de control para evitar abusos como los cometidos en Mutua Universal, acusada de defraudar más de 200 millones. Una de las territoriales más críticas con esta normas ha sido Confebask, la patronal vasca.

El problema es encontrar un candidato de consenso para enfrentarse a Rosell. Varios han sido ya los palos tocados. Entre ellos, Manuel Pizarro, que ya en 2010 rechazó la oferta, o Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa y vicepresidenta de la CEOE, una persona muy considerada. En las quinielas también está Bourio. Él ya advirtió a Rosell en una junta que lo haría.