La competición tiene lugar esta semana en la Bahía de Cádiz. - NACHO FRADE
VELA

La 52 Super Series Royal Cup 2019 debuta en Puerto Sherry

Por primera vez en la historia, Andalucía será una de las selectas sedes del mejor circuito de regatas para barcos monocascos del mundo

EL PUERTOActualizado:

Por primera vez en la historia de Andalucía tendrá lugar una cita del 52 Super Series Royal Cup. El escenario elegido es la Bahía de Cádiz, con Puerto Sherry como base de operaciones. Un lugar que se convierte durante esta semana (de lunes a sábado) en una de las selectas sedes del mejor circuito de regatas para barcos monocascos del mundo.

En este enclave de El Puerto de Santa María ha tenido lugar la presentación del evento este lunes en una soleada mañana. Y lo ha hecho con la presencia de la presidenta y el director general de Puerto Sherry, Valle de la Riva y Enrique López-Bosch, respectivamente. Junto a ellos, Agustín Zulueta, el director general de 52 Super Series Royal Cup; y Lars Böcking, director de sostenibilidad de 52 Super Series. Este último ha informado sobre la huella cero ecológica de la regata en los lugares que visita.

En total serán alrededor 300 personas involucradas en el evento entre regatistas, equipos de tierra, árbitros y miembros de la organización, y con la disputa de hasta diez mangas (en formato barlovento-sotavento) del más alto nivel internacional. Sin lugar a dudas, el impacto económico previsto de la regata ronda los dos millones de euros de gasto directo en la zona.

Habrá veleros de cuatros continentes (Europa, América, África y Asia), sin olvidar la representación de regatistas procedentes de países de Oceanía como Australia y Nueva Zelanda, dos naciones con una amplísima tradición náutica. Además, y aunque es cierto que no hay ningún equipo con pabellón español, son numerosos los regatistas españoles de primera línea involucrados en varios equipos, como son los casos de Jordi Calafat, Pepe Ribes, Pablo Rosano, Javi Plaza, Pedro Más, Víctor Mariño, Joan Fuyoana o Nacho Postigo.

Ocho barcos en busca del éxito

La flota de ocho barcos presente en Puerto Sherry competirá por conseguir la Royal Cup, una obra de arte en plata muy codiciada por la flota de TP52. Será el objetivo al final de la temporada y la Bahía de Cádiz, reconocida internacionalmente como uno de los mejores campos de regata del mundo por sus vientos fiables y la posibilidad de navegar a muy poca distancia de la costa, entra en escena en una cita tan atractiva como novedosa.

A fin de cuentas, un reto más para una sede que a lo largo de la historia ha acogido grandes regatas. De hecho, entre finales de los 80 y principios de los 90 acogía las regatas de cruceros más importantes, con la presencia de insignes participantes como el actual Rey Felipe VI. Todo ello sin pasar por alto las competiciones de vela ligera. Además este año también será el escenario del Campeonato del Mundo de Vela Adaptada y del Mundial de Windsurf en la clase Techno 293.

Platoon defiende el liderato

Platoon, con cinco regatistas españoles a bordo, defiende en las aguas de la Bahía de Cádiz el liderato que consiguió tras ganar la primera prueba de la temporada en Mahón (Menorca) durante el pasado mes de mayo.

La embarcación del armador alemán Harm Müller-Spreer ha roto el habitual duopolio que existía entre el Quantum Racing y el Azzurra, de manera que ahora los invitados protagonistas en el festín son más de dos.

El director general de 52 Super Series, Agustín Zulueta, ha destacado que la llegada del circuito en la Bahía de Cádiz «va a ser un gran desafío para los equipos, porque se van a encontrar con corrientes, mareas y diferentes condiciones de viento» y ha resaltado que «es muy interesante ir por primera vez a Puerto Sherry y también por primera vez encadenar dos regatas en el Oceano Atlántico».

Una vez terminada la cita en El Puerto de Santa María, la 52 Super Series Royal Cup pondrá rumbo a Cascáis (Portugal) para cerrar el ciclo Atlántico en el mes de julio.

Ya en el mes de agosto se pone en liza una cita tradicional en Puerto Portals (Mallorca), donde se volverá a disputar el Mundial Rolex TP52 World Championship, tal y como ya ocurriera en 2015. En el año 2018 acogieron estas pruebas los puertos croatas de Sibenik y Zadar, además de la portuguesa Cascáis, y las españolas Mallorca y Valencia.