Nadal, triunfante en Madrid
Nadal, triunfante en Madrid - DE SAN BERNARDO

Mutua Madrid OpenNadal: «A disfrutar del título, aunque no me pueda llevar el trofeo»

El balear, satisfecho con lo conseguido hasta ahora, y con la ilusión por que los resultados estén saliendo gracias a la buena pretemporada y a la buena salud

Actualizado:

Imperial en esta temporada de tierra, Rafael Nadal levantó su quinto Mutua Madrid Open, su tercer título consecutivo en este curso 2017 en el que lidera la clasificación de victorias, con 34. Iguala a Novak Djokovic en Masters 1.000, 30, y se levantará el lunes como número cuatro de la ATP; con todo lo que implica de mejoras en el cuadro del que es, sin duda, su mayor objetivo del año: su décimo Roland Garros.

Dominic Thiem fue un guerrero, lo forzó a un larguísimo tie break en la final, pero este Nadal recuerda al de siempre, al que se vuelve imbatible en tierra. Hará parada en Roma, con vistas a París. «Fue un partido difícil porque empiezas con break abajo, sobre todo con la altura porque con el resto no puedes tirarle para atrás. He jugado con presión bastante tiempo. Suerte que he recuperado pronto. Luego ha sido más normal el set. Creo que he jugado bien los puntos importantes en el tie break, jugando buenos puntos con el drive. He aprovechado en el segundo. Sabía que tenía que empezar fuerte el segundo. Y el break de entrada ha sido muy importante», analizó el balear.

Sobre el futuro, Nadal tiende a no hablar, solo confía en lo que está haciendo día a día: «Hago mi camino y luego las cosas suceden. Hago lo que puedo y soy consciente de que si estoy sano y puedo trabajar bien me veo capacitado para competir bien y aspirar a cosas que me ilusionen. No me planteo si pudiera o no estar, voy a los torneos sin pensar en más allá, sin pensar en la Carrera de Campeones ni nada. Con la dinámica positiva la confianza es mayor, claro. Las cosas están saliendo bien y estoy feliz».

Aunque no quiera hablar de cifras, está cuarto del mundo a aprtir de este lunes, lo que le despeja el cuadro final de Roland Garros, su meta en este curso. Sin embargo, es el primero que sabe que par ganar en París solo vale una cosa: «Jugar bien». «Para ganar Roland Garros no es necesario ser el cuatro ni el uno ni el cinco, solo vale jugar bien. Si estoy el cuatro y juego mal voy a tener las mismas opciones que si estoy el veinte. A estas alturas de mi carrera estar el cuatro o el cinco cambia poco. Lo que me ilusiona es conseguir un título tan importante como Madrid. Ahora a disfrutar de este trofeo que pensaba que me lo llevaba, pero parece que no (risas). Es una parte de la temporada muy emocionante para mí. He vivido cosas muy emocionantes en mi carrera y quiero disfrutar de estos momentos en los que puedo competir bien en estos torneos tanto en Barcelona, Montecarlo, Madrid». Nadal se pensaba que por ganar cinco veces en Madrid se quedaba el carísimo trofeo Ion Tiriac en propiedad, pero rel reglamento dice que debe triunfar tres veces de manera consecutiva.

Aunque aceptó que cojeó un poco de la pierna derecha tras la final ante Thiem, Nadal niega la mayor. Solo era cansancio: «Físicamente estoy bien, lógico que después de una semana dura y muchas horas en pista uno se siente cansado. No por cojear se siente uno mal. Son 31 años. He intentado hacer las cosas lo mejor que puedo, dentro y fuera de la pista. Sin locuras porque lo que me importa es ser feliz, intento hacer lo que me hace feliz. Se está trabajando bien y los resultados están saliendo y eso te hace ir a los entrenamientos con ilusión para mejorar algo. Entrenar por entrenar es aburrido, pero si te levantas para mejorar algún detalle es lo que te da ilusión».

Ahora ya mira a Roma, donde quiere continuar con la buena dinámica y niega que haya pensando siquiera en no viajar al Foro Itálico: «Ni no ir a Italia te asegura llegar mejor a Roland Garros, ni ir te asegura ir mejor. Ni una cosa ni la otra son decisivas. Intento vivir del día a día. El año pasado sí me equivoqué yendo a Roma. En cuartos me hice daño en la muñeca, me fui a Barcelona y me dijeron que estaba bien. Pero en Roma se acentuó. Este año es distinto, no tengo problemas. Las cosas están saliendo bien y creo que tengo que hacerlo en una etapa muy importante. Mañana ya pensaremos en Roma, pero voy a jugar a Roma».

Y finalizó analizando la situación del propio Mutua Madrid Open, que ha ganado en cinco ocasiones, aunque no se pueda llevar el trofeo: «Creo que somos unos privilegiados. Muchos sitios del mundo pagarían muchísimo dinero por tener un torneo como este. Hay que estar satisfechos, valorarlo y cuidarlo. La aportación de la ciudad es decisiva para tener un torneo como este en nuestro país. La ciudad hace un gran sfuerzo, pero el retorno, el beneficio es mayor a lo invertido, también la promoción de la ciudad. Ojalá que podamos cuidar este torneo como lo estamos haciendo porque somos referencia a nivel mundial. Después de los Grand Slams hay muy pocos por delante de este. Ojalá la ciudad, la comunidad y los patrocinadores sigan para que no solo sea cuando no haya tantos españoles triunfando, hay que consolidarlo entonces».