Federer, campeón en Basilea
Federer, campeón en Basilea - AFP

BasileaFederer remonta ante Del Potro y aprieta a Nadal

El suizo gana en Basilea el séptimo título de la temporada y aviva la pelea por el número uno del mundo

Actualizado:

Roger Federer sigue en estado de gracia, campeón en su Basilea querida y dispuesto a batallar con Rafael Nadal hasta el último suspiro por el número uno de la ATP, aunque justo después confirmó que no jugará el Masters 1.000 de París-Bercy. El suizo, sencillamente soberbio durante casi todo el curso, prolongó su momento al remontar este domingo ante Juan Martín del Potro en una final preciosa (6-7 (5), 6-4 y y 6-3).

El séptimo título del curso para Federer (antes, Australia, Indian Wells, Miami, Halle, Wimbledon y Shanghái) llegó en casa, ante su gente, estirando el palmarés para abrazar por octava vez el trofeo de Basilea. Además, sirvió para ajustar cuentas con el argentino, que le había tumbado precisamente en las finales de 2012 y 2013 en el mismo recinto. En cierto modo, el Federer-Del Potro es otro de los clásicos del tenis moderno.

Y no defraudó esta vez, por norma un partido repleto de alternativas y de larga duración. Hace poco, en Shanghái, Federer sobrevivió a las bombas del suramericano, que aplicó la misma receta esta vez y tuvo al genio suizo contra las cuerdas. Le faltó, sin embargo, un poco de gasolina en el desenlace, pues no le llegaron las fuerzas en el tercer set, y eso que tuvo break de ventaja.

Antes, hubo de todo en una pelea descomunal. Federer y Del Potro se rompieron en dos ocasiones el saque durante el primer set y quedó todo a expensas de un tie break dramático. Se despegó el campeón de 19 grandes, poniendo tierra de por medio con ese 3-0 que parecía definitivo, pero el argentino reaccionó a lo bestia y enlazó seis puntos consecutivos. A la tercera, se apuntó el primer capítulo de la final.

Fue muy parecido el segundo parcial, con idas y venidas, repertorio de golpes y puntos para disfrutar. Ambos son tenistas que buscan líneas, cada uno a su estilo, protagonistas con argumentos para no depender del rival. Federer, que cuando está encendido es simplemente una delicia, recuperó la desventaja y niveló el debate quebrando en el décimo juego a un Del Potro fatigado. Con ese break fue más que suficiente.

El epílogo fue más desbravado de lo imaginable, sobre todo después de que Del Potro rompiera el saque de Federer y dibujara un escenario trepidante. Fue, a tenor de lo visto, un espejimos ya que el héroe local hizo cuatro juegos del tirón y dejó el encuentro visto para sentencia, directo a un título que le mantiene en ebullición. Respiró tranquilo, y eso que se le vio colérico lanzando una bola al cielo del pabellón cuando la cosa no iba bien.

Con esta victoria, Federer sigue sumando y achucha a Nadal en las alturas, preciosa la pugna por el número uno. El circuito viaja ahora a Francia para la disputa del Masters 1.000 de París-Bercy, última cita antes de la Copa de Maestros con la que se echará el cierre al curso. Nadal tiene 10.465 puntos, mientras que Federer se coloca con 9.005. Sin embargo, Federer descansará y se ausenta del Masters 1.000 francés. Sabe esuchar a su cuerpo y prefiere centrarse en Londres.