Nadal se confiesa en una entrevista exclusiva con ABC
Nadal se confiesa en una entrevista exclusiva con ABC - ignacio gil
Entrevista exclusiva a Rafa nadal

«Pretendemos que el éxito sea la norma y es la excepción»

El balear afirma que la situación del tenis español no tiene continuidad y que su generación camina hacia el final

Actualizado:

En una terraza del Country Club de Montecarlo, en la trastienda del restaurante de los jugadores, Nadal se sienta sin mirar el reloj. Charla con el fotógrafo de ABC sobre Pau Gasol -entrevistado hace dos semanas por este diario- y responde a cualquier pregunta. También las referentes a las de la Copa Davis y la polémica suscitada a partir del nombramiento de Gala León, un asunto sin resolver y que tuvo un nuevo episodio en Indian Wells. Nadal se reunió ahí con la capitana e intercambiaron opiniones, aunque no desvela si defenderá a España ante Rusia del 17 al 19 de julio.

-Es ahora el cinco del mundo. ¿Por qué cuando no es el uno dice que el ranking es lo que menos le preocupa?-Yo lo he dicho siendo número uno. Para mí no importa, no hay comparación entre ganar un torneo y ser número uno. Si consigo ser número uno al final del año, sí, pero durante el año no tengo más confianza siendo número uno. No soy más feliz, no me cambia la vida. Cada uno tiene sus valores y a mí la felicidad no me la da el ser número uno, me la da el salir a los torneos y saber que puedo competir y ganar a cualquiera. Y tengo la opción de pelear por todo.

-¿Ve muy lejos a sus máximos rivales de siempre?-Estoy peor que Djokovic, evidentemente, que viene de ganar todos los torneos importantes. Estoy peor que Federer, que ha hecho final de Indian Wells y ha ganado Dubái. Murray también ha empezado mejor que yo, Ferrer ha empezado mejor que yo, Wawrinka ha empezado mejor que yo... Es la realidad, así estoy. Tienen más puntos y mejores sensaciones, pero veremos...

«En 15 años hemos ganado cinco Copa Davis, pero el torneo no evoluciona y el relevo no llega»

-En Miami reconoció que tuvo que disculparse ante Gala León después de que se interpretara mal aquella frase de Indian Wells (« Es como si me ponen a mí a dirigir un hospital»).-El mensaje era muy claro. Es lo mismo de siempre. Al fin y al cabo se interpretan las palabras buscando el punto más popular para buscar ruido y crear problemas. El que lee mi respuesta, sabe que en ningún caso mi respuesta iba dirigida a Gala León ni a nadie en particular. Simplemente me preguntaron y dije que en los hospitales han de estar personas que sepan de medicina. En el tenis ha de haber gente que sepa de tenis, en el fútbol gente que sepa de fútbol y en la astronomía gente que sepa de astronomía. No me dirigía a nadie, y mucho menos a Gala León. Ella ha pasado por las fases que yo nombré: jugadora desde que era pequeña, profesional... Todas las fases las ha pasado y mis palabras se interpretan de una manera totalmente equivocada y de forma voluntaria. Ustedes escriben lo que sus cabezas quieren.

-¿Cómo fue ese encuentro? -Es un tema pasado. Es cierto que desde el inicio se quiso llevar hacia el machismo. Se hizo con una intención clarísima para desviar la atención de lo que realmente fue. Los jugadores no protestaron nada de eso, el machismo está lejos de ser una realidad en el tenis. Después, se creerá que hay jugadores que han hecho méritos. Hablemos claro: la capitanía de la Davis no es un cargo en el que uno pueda tomar muchas decisiones o tenga gran influencia en lo que pueda pasar. Es un cargo que supone un premio a la carrera de uno como tenista, el premio a llevar el nombre de España por todo el mundo. Creo que hay otros nombres que han hecho más méritos que Gala, pero eso no quita que sea ella la capitana.

«Se interpretaron mal mis palabras. Hablé con Gala León en Indian Wells y es un tema pasado»

-¿Pero qué se dijeron?-Estuve con ella en Indian Wells y nos dijimos las cosas que nos teníamos que decir a la cara, de manera muy respetuosa entre dos personas normales. El encuentro fue bien y hay que mirar hacia adelante sin olvidar que la situación del tenis español masculino es clara: los jugadores que han defendido a España en la Davis, aunque lo hacemos durante todo el año por mucho que a veces no se tenga en cuenta. Represento a España igual o más cuando gano Roland Garros que en la Davis, cuando suena el himno en la central de París, o en Australia, o en Nueva York... La gente se olvida de eso y esto es un deporte individual. Es una competición importante en nuestro deporte, pero el torneo no ha evolucionado y eso hace que los mejores no puedan estar frecuentemente. Yo he estado mucho tiempo lesionado, no es porque no haya querido estar. Que nadie olvide que en 15 años hemos ganado cinco y hemos competido por otras. Esta generación está más hacia el final de su carrera y antes había recambio, pero ahora no llega.

-Falla el tenis, el fútbol se dio un tortazo en Brasil, otros que triunfaron ahora no lucen... ¿Está un poco a la baja el deporte español?-Hay una cosa que es clara: subir siempre es muy fácil. Subirse a las victorias, subirse a ganar más dinero, a vivir mejor. Es más fácil subir diez escalones que bajar uno. Y en este caso tendremos que bajar uno, dos o tres. Lo que ha pasado en estos quince años es excepcional. No habíamos tenido tantos éxitos en toda nuestra historia, no pretendamos que sea una norma porque es una excepción y tendremos una época menos buena. Dentro de unos años esperemos que vuelva una época buena al igual que ha pasado con la economía. Si no se sube mucho del suelo, es más fácil entender y aceptar las cosas.