Fernando Rodríguez Lafuente - Grada de preferencia

Cómo se tira una Liga

La feliz escuadra, llamada Unidad B, fracasó con música y timbales con los exámenes finales llegan los resultados del curso

Fernando Rodríguez Lafuente
Actualizado:

La feliz escuadra, llamada Unidad B, fracasó con música y timbales con los exámenes finales llegan los resultados del curso. La hora de hacer balance. La del Madrid ha sido de libro. Digna de un estudio de caso en las más prestigiosas Escuelas de Negocios.

Ha demostrado cómo se tira una Liga y se llega a una final de Champions por tercera vez consecutiva. Antes de la cita en Kiev, en la antesala del Olimpo (alguien por la portuaria Liverpool advirtió hace unos días lo fatal que sería para la Champions que la volviera a ganar el Madrid, y una advertencia semejante les llevó a los de Chamartín a la eliminación en 1961), es el momento de recordar que el papel en esta Liga es absolutamente revisable, cuando escandalosamente recusable.

El Madrid tiró la competición casi desde el principio. La dejó a un lado. Como si no fuera con él. Como si sólo sus andanzas por Europa justificaran y explicaran su quehacer. Pero lo cierto es que en el Bernabéu perdió partidos jugados sin acierto y con desgana. La feliz escuadra, llamada Unidad B, fracasó con música y timbales, gloriosamente en cada ocasión ofrecida.

Hecho que mostraba cómo se penalizaba la salida de jugadores que cumplían un notable valor en tal Unidad B, los nombres los saben todos. Hecho con relevantes consecuencias para la consecución de la competición liguera. El Madrid deambuló y dejó el camino abierto para que tanto Barça como Atlético se quedaran solos arriba.

Todo parecía apuntar a que todas las apuestas estuvieran en la Champions. Todo a una carta, una ruleta rusa, porque fue una carta a punto de caer (el 0-3 del Juventus en Madrid a un minuto del final o el inmenso acoso del Bayern).

Porque al tirar la Liga convirtió los partidos en el Bernabéu en un entretenimiento sin causa, ni destino. ¿Era tan difícil mantener el nivel en las dos competiciones? ¿Hay plantilla para ambos retos? Le queda Kiev, como a Bogart, París. Pero aviso para navegantes ha sido esta Liga, que hoy se cierra, para el actual campeón de Europa.

Fernando Rodríguez LafuenteFernando Rodríguez Lafuente