Real Madrid

El adiós de Cristiano no suscita un fichaje específico

El portugués se fue y llegó un extremo puro, Vinicius, que debe surtir de goles a Bale, Asensio y Benzema; no hay cumbre por Modric

Actualizado:

El Real Madrid demuestra una tranquilidad que pone nerviosos a los enemigos. Hay cuatro bajas y son sustituidas por cinco altas. Se marcha Cristiano y viene Vinicius. Se va Kovacic y asciende Valverde. Se acaba de ir Theo y toma su plaza Reguilón. Se va Kiko Casilla y llegan Courtois y Lunin. Es la ausencia de Ronaldo la que suscita la duda del aficionado. Es un goleador y no se ha fichado a un rematador. El club reflexiona que ahora serán Bale, Asensio y Benzema los que deben repartirse los goles que antes se concentraban en el portugués.

Dos cesiones y un traspaso

La baja de Kovacic, prestado al Chelsea por una campaña sin derecho de compra, está bien cubierta con la clase de Fede Valverde, un interior diestro para relevar a Modric. También es acertado el cambio de Theo Hernández, cedido a la Real Sociedad en similares condiciones, por la potencia de Reguilón, que viene a comerse el mundo y se lo come. Las variaciones en la portería alimentan el mayor optimismo en los seguidores. Quieren a Keylor, pero los fichajes de Courtois y Lunin otorgan serenidad por fin en una posición que la pasada temporada provocaba el temor cuando el costarricense se lesionaba. Kiko Casilla no daba seguridad. Y Luca Zidane es muy joven. Hasta el momento se ha producido un traspaso, Ronaldo, y dos cesiones. Kiko Casilla será la segunda transferencia en cuestión de unos días. Posee varias ofertas, entre ellas del Sevilla y del Leganés.

No hay cumbre prevista con Modric, no hay caso; tampoco se piensa aumentar la ficha por la presión de su agente, Vlado Lemic

El Real Madrid no tiene previsto reunirse con Luka Modric. No hay cumbres planificadas con fecha, ni hora. «No hay caso Modric», más que en la prensa italiana, calentada por el Inter, que pretendía fichar al croata sin pagar traspaso, porque no puede, y abonar una buena ficha al futbolista gracias al «holding» chino que es dueño del club milanés.

El Real Madrid tampoco tiene asumida una mejora de su ficha, que es lo que busca el apoderado del jugador, Vlado Lemic, para sacar provecho al Mundial. El mejor futbolista de Rusia 2018 gana ocho millones netos anuales, que suponen dieciséis millones para la empresa que le paga, y tiene contrato hasta 2020.