Dovizioso y Márquez, en la rueda de prensa de presentación del Gran Premio de Catalunya
Dovizioso y Márquez, en la rueda de prensa de presentación del Gran Premio de Catalunya - EFE
MotoGP | GP Catalunya

Márquez sonríe ante el duelo de Ducati

El de Cervera, que solo ha ganado una vez en Montmeló en la máxima categoría, intentará aprovechar la pelea de puntos que Petrucci comenzó en Mugello

BarcelonaActualizado:

Con un palmarés impresionante como el de Marc Márquez, parece un «error» comprobar que en el circuito de Montmeló solo ha subido a lo más alto del podio una vez desde que está en MotoGP. Es, por tanto, uno de esos grandes premios que tiene marcado con pinzas en el calendario. Dar lo mejor de sí, pero sabiendo que no es del todo de su gusto.

Con esa impresión saldrá Márquez hoy a entrenarse. Con ese historial de segundos puestos (en los tres últimos años) y ese 2014 supersónico como objetivo. Sin embargo, el piloto de Honda y líder del Mundial de MotoGP ya confirmó que una plata puede ser el mejor de los oros. En una pista también difícil como Mugello, rapidísima y adaptada a la velocidad punta de las Ducati, el español arañó un segundo puesto para seguir por delante de todos.

Quiere repetir en Montmeló. Si no puede ganar, sí quedarse en el podio y enredar a esos rivales más directos que parecen haber entrado en una guerra particular de Ducati. Es Andrea Dovizioso el jefe de todo esto, pero su escudero ha dejado el escudo y se ha lanzado a por más. En Mugello tuvo velocidad y arrestos para superar a todos, incluso a Márquez. Y de la batalla interna, el español quiere aprovecharse.

«Márquez puede estar ahí incluso en un mal día y ganarnos», afirma Dovizioso, a doce puntos del español. «Somos el único equipo que pelea completo con dos pilotos por la clasificación del Mundial. Hemos tenido tres carreras en las que hemos luchado los dos por los podios. La orden es no arruinar esta situación y este ambiente que hay, pero no hay una orden que diga 'Danilo no puede ganar o hacer perder puntos a Andrea'. Tengo que intentar hacer mi máximo, también porque de momento no tengo moto para el año que viene, me la tengo que ganar», explicaba Petrucci, cuarto a 33 puntos.

Así, Márquez ha aterrizado en Cataluña con la intención clara de llevarse el triunfo. «Intentaremos empezar con buen pie como hemos hecho en las últimas carreras y ver si el domingo podemos luchar por el podio, y por qué no por la victoria, pues siempre empiezo el fin de semana pensando en la victoria y el fin de semana nos irá situando donde verdaderamente podamos estar», comentaba tras admitir que siente más presión por correr en casa.

El que también tiene una gran losa de presión encima es Jorge Lorenzo, incapaz por el momento de domar la Honda, molesto por sus resultados pero comprometido con el sacar adelante esta situación. «No solo Honda no está contenta con los resultados, yo tampoco. El proceso es más largo de lo que pensábamos y más largo de lo que me gustaría, pero creo que con esfuerzo, modificaciones por ambas partes para entender mejor la manera de pilotar esta moto, habrá progresos. Vamos a ver si el tiempo demuestra eso, o si seguimos estancados, pero de no ser así no solo Honda igual no está dispuesta a continuar, yo tampoco», advirtió el balear.