Concentración de nadadores de los clubes gaditanos en Astilleros. - Francis Jiménez
Natación

Los nadadores gaditanos, «indignados y ninguneados» por el Ayuntamiento

La reforma del complejo Ciudad de Cádiz ha dejado en evidencia la «gestión ineficaz» de la Concejalía de Deportes y del IMD

J. Manuel Aguilar
CádizActualizado:

Los deportistas gaditanos están en pie de guerra con el Ayuntamiento de Cádiz, al que acusan de gestión infeficaz al frente de la concejalía de Deportes y del Instituto Municipal de Deportes. El motivo no es otro que la falta de horarios para poder entrenar. Las obras de mejora del complejo Ciudad de Cádiz, que aún no han comenzado, han destapado las carencias de los gestores municipales para distribuir los horarios de entrenamientos, acordes a las necesidades de los deportistas.

Si hace unos días era el Club Baloncesto Gades quien mostraba su perplejidad por la falta de horas para entrenar, ahora se suman las protestas de los integrantes del Club Natación Bahía de Cádiz en la distribución de los horarios. Su director técnico, José Antonio García, asegura que «hasta ahora habíamos intentado ser comprensibles con las circunstancias, pero ha llegado un momento en el que nos sentimos ninguneados y despreciados por el Ayuntamiento».

«El anterior concejal nos prometió que estaríamos entrenando en el Ciudad de Cádiz hasta que comenzara la obra y llevamos dos meses fuera sin que haya empezado»

La cuestión arranca el 1 de agosto, fecha en la que se clausuran las instalaciones del complejo deportivo Ciudad de Cádiz para acometer unas obras «que aún no han comenzado». «El anterior concejal, Adrián Martínez de Pinillos, nos prometió que estaríamos usando la piscina hasta un día antes de comenzar las obras, pero hace dos meses que no podemos entrenar y, a día de hoy, no hay fecha de inicio», lamenta a la vez que confirma que el proyecto tiene una duración prevista de cuatro meses, una vez que arranque la reforma.

Entrenar a deshora

Para paliar los efectos de su cierre, representantes del club se reunieron con el concejal de Deportes, José Ramón Páez, y el gerente del IMD, Eduardo Palomo. «Nos aseguraron que la única alternativa era entrenar los fines de semana en la piscina de Astilleros», subraya. «Entonces surgió la posibilidad de adaptarnos a unos horarios malos, divididos en dos franjas. Desde las seis hasta las media a ocho de la mañana, y desde las diez a las once de la noche. Pese a los inconvenientes que supone tener que entrenar a esas horas para nuestros niños, nos adaptamos, porque hemos sido siempre comprensibles con las circunstancias», comenta. Además, han tenido que alquilar horas de piscina en municipios cercanos como Puerto Real para acoger a todos los miembros del club.

«Nos dijeron que las actividades del IMD cubrían todos los horarios en Astilleros pero descubrimos que para octubre hay muchas horas libres»

Desde el Ayuntamiento argumentaron que la piscina de Astilleros está llena y que tienen preferencia los usuarios de los cursillos del IMD y demás actividades municipales. Sin embargo, comprobaron para su sorpresa, que la planificación de su uso para el mes de octubre dejaba muchas horas libres. «Fue entonces, hace diez días, cuando les presentamos la propuesta conjunta de todos los clubes implicados y aún no han respondido. Mientras tanto, hay niños y padres esperando, con incertidumbre. Por eso nos sentimos ninguneados y despreciados», subraya José Antonio García.

En total hay más de 300 usuarios afectados, entre ellos Paloma de Bordons, una nadadora gaditana con opciones de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La nadadora Paloma de Bordons, que aspira a disputar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, entre las 300 personas afectadas

La situación también afecta a los propios trabajadores del club, puesto que cada día se dan más socios de baja, y por ello ven peligrar sus puestos de trabajo.

Este jueves realizaron una concentración junto a la piscina de Astilleros para manifestar su indignación con la gestión municipal en materia de deportes.