Eliseo García posa con todas las medallas que ha conseguido.
Eliseo García posa con todas las medallas que ha conseguido. - LA VOZ
CÁDIZ

El Jiu Jitsu nacional tiene acento gaditano

Eliseo García Blandino acaba de conquistar un nuevo Campeonato de España

Este judoka de la Segunda Aguada de 34 años lleva seis años triunfando en un deporte en el que se mide a gigantes de más de cien kilos de peso

CádizActualizado:

La localidad madrileña de San Fernando de Henares fue el pasado fin de semana el escenario del X Aniversario del Campeonato de España de Jiu Jitsu Brasileño. Una cita que cambió Guadalajara (su destino habitual en las últimas temporadas) por el Pabellón Polideportivo Justo Gómez Salto del municipio madrileño. Organizado por la Asociación Española de Jiu Jitsu Brasileño (AEJJB), 80 equipos procedentes de todo el territorio nacional formaron parte del evento. En total, más de 1.600 deportistas que se dividieron en 600 adultos y máster en kimono, 300 adultos y máster NOGi, y 200 niños.

Entre esos protagonistas no podía faltar a la cita un clásico de esta modalidad deportiva: el gaditano Eliseo García Blandino, de 34 años y vecino de la Segunda Aguada. Su historia de éxito con este deporte, del que acaba de convertirse otra vez en campeón nacional, es la siguiente.

Lo primero que hay que decir de Eliseo es que su contacto con las artes marciales le viene de bien pequeño. Y así, con el tiempo, se fue agenciando los cinturones negros de Judo y de Aikido. Además también es monitor de Capoeira e instructor de Krav Magá, un sistema de defensa israelí. Su salto al Jiu Jitsu Brasileño era inevitable dado su parecido al judo, donde están las raíces de un deporte que los japoneses llevaron a Brasil para que el país carioca lo mejorase en su espectacularidad. Anteriormente, Eliseo tuvo que dejar el judo por sus estudios de comunicación audiovisual pero en cuanto volvió a tener tiempo se metió en esta nueva arte marcial que ahora domina a nivel nacional. «Tenía disciplina en otras artes marciales y fui aprendiendo más rápido», comenta este cinturón morado de tercer año, la mitad de lo que lleva en el Jiu Jitsu. Una de las preguntas que debe contestar más veces es las diferencias entre su deporte y el judo. «Cuando se ‘deportivizó’ el judo había una serie de reglas proyectadas a llevar al suelo al contricante; en cambio el Jiu Jitsu, aunque se proyecta al suelo, se sigue el combate sobre el mismo y el combate arriba también es más real, por decirlo de algún modo. No hay golpeo ni patadas, simplemente luxaciones o estrangulaciones y si se consigue hacer a tu oponente palmear el suelo (en señal de rendirse) se suelta».

Algunas de las singularidades de este deporte, como explica Eliseo, es que puede parecer que un luchador esté perdiendo porque se le ve abajo de su rival, «pero no tiene porque ser así ya que puede estar haciendo una guardia, bien de piernas, de araña, de mariposa... Hace falta más maña y técnica que lo que viene siendo fuerza bruta», añade.

La crisis audiovisual le hizo dejar su trabajo de realizador de televisión para meterse a monitor deportivo de artes marciales y también trabaja a tiempo parcial en La maga, instruyendo a los más pequeños en estos deportes además de entrenar en el gimnasio Carballo, donde igual prepara a jóvenes que se sigue formando como luchador.

Sus inicios en el Jiu Jitsu fueron casi que de rebote. «Se me estaba dando bien en el gimnasio y mi instructor me dijo si quería ir a un Campeonato de España siendo cinturón blanco. Accedí pese a llevar solo seis meses entrenando y la verdad es que competí con uno de los mejores en ese momento y perdí solo por dos puntos.Eso me animó. Hasta hoy», dice este recién coronado campeón de España dentro del cinturón morado tercer grado.

Porque dentro del Jiu Jitsu hay cinco cinturones (blanco, azul, morado, marrón y negro), y entre cada uno hay un intervalo de dos años y medio.

En aquel primer Campeonato de España, Eliseo se cruzó con rivales que podían ser nuevos como él o con una trayectoria de dos años y medio. Y su papel fue muy bueno, llegando a conseguir la medalla de bronce. A partir de ahí, ganó un campeonato a nivel europeo (‘Eurofighter’) y se fue preparando más en serio mientras ganaba Campeonatos de España (cinco), un europeo y un torneo internacional en sus respectivas categorías. Su ascenso fue fulgurante.

Camino del negro

Su cinturón morado le da para ser instructor pero su camino está cantado y no es otro que acabar en el negro. De hecho, si fuera otro arte marcial, Eliseo ya lo tendría pero en el Jiu Jitsu los intervalos de años entre uno y otro es superior a otros.

Su éxito más reciente lo acaba de cosechar en San Fernando de Henares, donde tuvo que competir en la categoría de pesadísimos, con luchadores desde 100 kilos en lo que es la categoría más espectacular y que, por circunstancias obvias, reúne a menos deportistas y menos combates dado lo dureza de cada uno de ellos. Con sus 118 kilos y 1,81 de altura, Eliseo no es ni mucho menos ni de los más pesados ni de los más altos.

La gente que es violenta o más temperamental acaban yéndose de este deporte porque requiere mucha humildad

En el X Campeonato de España Jiu Jitsu Brasileño se dieron cita unos 1.600 luchadores, que se repartieron en distintas categorías que ya que cada cinturón tiene unas seis, siete u ocho modalidades (peso pluma, leve, medio, pesado...).A Eliseo se le encajó en la más grande del cinturón morado, la de pesadísimo.

La peculiaridad de la categoría donde conquistó el Campeonato de España es que hay pocos combates dado que no es lo mismo soportar el peso de un rival de 80 kilos que de otro de más de 100 kilos. Eliseo conquistó el sábado en la categoría de con kimono tras dos combates y el domingo lo ganó en la modalidad de sin kimono, similar a la lucha grecorromana.

Sacrificio

Este gaditano debe costearse todos los viajes y competiciones dado la ausencia de patrocinadores, pero este año la Federación Española le becó pagandole su inscripción en este último Campeonato de España como compensación a los tres últimos campeonatos logrados. A lo largo del circuito hay varias competiciones, pero Eliseo no perdona el Campeonato de España ya que aprovecha el desplazamiento para llevar a competir a los alumnos que él entrena.

Tras ganar en la final al vasco Igor Martínez Rojo, Eliseo quiere prepararse una cita internacional en Roma en el caso de que le llegue el dinero. Lo que tiene claro es que el año que viene vuelve a perderse los Carnavales porque coincidirá con el próximo Campeonato de España.

Puede haber gente que piense que el Jiu Jitsu Brasileño es extremo y anda cerca de la violencia. Nada de eso a tenor de las palabras del campeón gaditano. «A lo mejor, un deporte que tiene golpeo tendería más a ello pero en nuestro caso hay llaves y si te cogen una tú sabes donde has cometido el fallo y el cabreo es contigo. La gente que es violenta o más temperamental acaban yéndose de este deporte porque requiere mucha humildad. Yo llegué aquí siendo cinturón negro en otras disciplinas y no paraba de palmear para evitar que me rompiesen el brazo en una llave. Si eres más orgulloso aquí poco vas a hacer más que lesionarte». Igualmente, Eliseo hace gala de la camaradería que hay en su categoría. «Nos respetamos muchísimo y hay mucha deportividad. Igual estás en el suelo con un rival y al poco te vas a comer con él entre risas». Lo dice él, un sonriente joven gaditano capaz de doblegar a murallas de 150 kilos.