Raúl Procopio, exentrenador del Cádiz CF y ahora en el Lincoln de Gibraltar.
Raúl Procopio, exentrenador del Cádiz CF y ahora en el Lincoln de Gibraltar. - LA VOZ
FÚTBOL

Gibraltar, destino creciente de futbolistas y entrenadores españoles

Jugadores cadistas como Raúl Navas y técnicos como Alfonso Cortijo y Raúl Procopio destacan en la ‘First Division’, que ha aumentado el nivel

CádizActualizado:

a incorporación de la colonia británica de Gibraltar como miembro de la UEFA hace cuatro años y el consiguiente acceso de sus clubes a las competiciones europeas ha hecho crecer la presencia de futbolistas y de entrenadores españoles en su liga doméstica.

Tiempo atrás, encontrar un futbolista español en Gibraltar no era habitual. Sin embargo, ahora se cuentan por decenas los jugadores repartidos entre todos los clubes que disputan sus competiciones.

La ‘First Division’ de Gibraltar tiene diez equipos y otros tantos juegan en la segunda categoría, la ‘Second Division’. Tal y como sucede en el fútbol británico, también existe una liga de reservas, por lo que las plantillas son amplias.

A pesar de la reciente entrada de la Federación de Gibraltar en la UEFA, su antigüedad data de 1895. El Lincoln Red es el club más galardonado, con veintidós títulos de liga.

Otros equipos punteros son el Europe y el Saint Joseph, que actualmente pelean por la segunda plaza de la clasificación al haberse escapado el Lincoln con nueve victorias en otros tantos partidos ya disputados.

El vencedor de la ‘First Division’ disputa la fase previa de la Liga de Campeones, un caramelo para jugadores que en su mayoría no han pasado de la Tercera División de España y una oportunidad, la de jugar competiciones europeas, que ha sido el detonante para el crecimiento del interés de estos futbolistas por formar parte de equipos gibraltareños.

Mané, el ex del Almería y Getafe

Los hay también más conocidos. En el Saint Joseph jugó hace unos meses José Manuel Jiménez ‘Mané’, lateral izquierdo tarifeño que militó en Primera División en el Almería y en el Getafe. Estuvo muy cerca de firmar por el equipo amarillo pero se rompieron las negociaciones en el último momento.

Más tiempo llevan en Gibraltar el gaditano Raúl Navas, que fuera portero en Segunda División del Cádiz CF, Tenerife, Córdoba y Xerez; o el malagueño Ángel Guirado, exfutbolista del Córdoba y del Lugo, entre otros clubes.

La mayoría de los jugadores españoles son de la zona del Campo de Gibraltar o de Cádiz y Málaga, debido a la proximidad.

Además, hay exfutbolistas que actualmente trabajan como entrenadores y que han encontrado un hueco en la competición gibraltareña como Alfonso Cortijo (Cádiz CF y Sevilla), que pertenece al cuerpo técnico del Lincoln.

El barbateño Manolín Núñez, exseleccionador de Bolivia y que entrenó al Oriente Petrolero, al Strongest y otros clubes de este país; dirige actualmente al Gibraltar United: y Raúl Procopio, que dirigió al Cádiz en Segunda, ahora adiestra a los futbolistas del Saint Joseph.

Raúl, como se le conocía cuando era lateral del Cádiz en Primera en los años noventa, ganó la liga anteriormente en dos ocasiones con el Lincoln y jugó la fase previa de la Liga de Campeones.

El gaditano, de 49 años, recuerda que las dos veces pasaron «la eliminatoria inicial», la primera contra el Santa Coloma de Andorra y al año siguiente frente al Flora Tallin de Estonia.

Una eliminatoria inolvidable

Luego los eliminó todo un campeón de Europa como el Celtic de Glasgow y, aunque cayeran pronto, jugar la ‘Champions’ es, a juicio del técnico, un «premio importante» para los jugadores, que pueden alcanzar cierta notoriedad en el fútbol.

«No todo el mundo tiene la oportunidad de verse en estas competiciones», recalca Raúl Procopio.

En su opinión, el jugador cotizado en la liga gibraltareña es el que tiene experiencia en la liga española, «está en sus últimos años» de fútbol y ofrece «criterio» en clubes compuestos en su mayoría por futbolistas que no han sido profesionales.

El gran problema del fútbol en Gibraltar es la carencia de instalaciones. Todos los equipos, ya sean de Primera, Segunda o de categorías inferiores, juegan en el Victoria Stadium, el único que hay en Gibraltar.

Así, en este recinto se disputan partidos casi todos los días y para entrenar hay que salir a La Línea de la Concepción, a Castellar de la Frontera o a otras poblaciones andaluzas cercanas.

La federación gibraltareña ha planteado una serie de obras para disminuir en la medida de lo posible la masificación y adaptar el estadio a las exigencias de la UEFA, lo que permitiría que la selección de Gibraltar dejase de jugar como local en Portugal, como lo hace hasta ahora, y lo hiciera en casa.