Luis Enrique, durante el entrenamiento con la selección
Luis Enrique, durante el entrenamiento con la selección - EFE

Gales-EspañaPor fin una tarde para experimentar

Después de dos duelos oficiales, Luis Enrique disfruta en Gales de un amistoso para probar

Actualizado:

Los entrenadores, cualquiera y de cualquier país, defienden que no hay amistosos con banderas de por medio, pero lo cierto es que Luis Enrique, por fin, tendrá hoy una noche más liviana en Cardiff. Juega España en este proceso de reconstrucción y es verdad que el partido no ha despertado el mayor interés, más centrados los focos en Lopetegui y su futuro como técnico del Madrid que en el combinado nacional, pero para el cuerpo técnico la cita tiene su miga. No hubo apenas tiempo para preparar los encuentros de septiembre ante Inglaterra y Croacia, ambos de la Liga de las Naciones, y Luis Enrique dispone ahora de la oportunidad de probar cosas y a jugadores antes del duelo del lunes en Sevilla, otra vez contra Inglaterra.

El enemigo no es una potencia de primer nivel y pierde muchísimo sin Gareth Bale, descartado ayer por el mítico Ryan Giggs ya que arrastra problemas en la ingle. «No es algo serio y quizás tenga una oportunidad para el martes (contra Irlanda, encuentro oficial), pero hay que verlo día a día. No queremos tomar ningún riesgo con él, estamos preparando ambos escenarios», apuntó el seleccionador británico. « La baja de Bale es sensible, pero para nosotros no cambia nada. La Gales que hemos analizado nosotros es con Bale, con él aprovechan mejor sus virtudes, que son ser muy verticales y aprovechar sus oportunidades. Si no juega es una baja que les afecta», señaló Luis Enrique en la rueda de prensa, que empezó con media hora de retraso porque la expedición sufrió un atasco terrible.

Al asturiano le preocupa lo suyo, su gente, y quiere darle al pulso toda la relevancia que merece. «Estamos en un proceso de no desperdiciar ningún partido. Es la recomendación que asimilarán mis jugadores. Es amistoso, pero tiene un carácter serio, para mejorarnos». Habrá, pues, algún que otro cambio de lo que se presupone como equipo titular, pero el entrenador tampoco va a regalar minutos para que el grupo esté contento. «No es que se trate de oportunidades, ni que jueguen los menos habituales. El que juegue bien tendrá minutos; el que entrene bien tendrá minutos. Estoy deseando ver a mis jugadores dar el máximo». Así son sus normas y así las ha aplicado hasta la fecha.

Minuto de silencio

De este modo, se verá a otra España en el Principality Stadium de Cardiff, en donde ayer se guardó un minuto de silencio antes de la sesión de trabajo vespertina por las víctimas causadas por las lluvias en Mallorca.