Patrocinado por:Santander
Champions League

Se desata la guerra interna en el PSG

Tras la eliminación en la Liga de Campeones, varios frentes se han abierto en el club parisino por parte de algunos jugadores

Actualizado:

La derrota ante el Manchester United, con la consiguiente eliminación de la Liga de Campeones, ha sido la más dura vivida por el PSG en su historia. Un año más, el sueño de Al-Khelaifi y toda la hinchada parisina se va al traste. A diferencia de las pasadas campañas, esta nueva debacle ha desencadenado una grave guerra interna.

Uno de los primeros en reprochar la actitud y el papel del equipo en el duelo contra los ingleses fue Marquinhos, que no se cortó a la hora de criticar los fracasos anuales en la Champions League.

«Es inadmisible empezar así un partido de alto nivel como lo hemos hecho. Es un momento difícil, una vez más se ha resuelto por los detalles y ahí hemos cometido errores. Ahora, como decimos en Brasil, nos toca comernos la mierda y no hablar demasiado. Tenemos que seguir trabajando», afirmó el futbolista brasileño nada más concluir el partido.

Unas palabras que han sonado a despedida en la capital gala y que además no han sentado nada bien a la directiva, según medios franceses. El defensa, uno de los capitanes de la escuadra de Tuchel, fue uno de los jugadores más cotizados de Europa durante su etapa en la Roma. Varios de los equipos más potentes entraron en una fuerte pugna por hacerse con sus servicios, de la que salió victorioso el PSG. Tras la hecatombe en el Parque de los Príncipes, su andadura con la camiseta azul puede haber llegado a su fin.

Rabiot, de fiesta

Al posible adiós de uno de los emblemas del club, se le suma una nueva polémica con Adrien Rabiot. Desde hace varios meses, la tensión del centrocampista con la directiva del cuadro galo debido a la negativa a renovar su contrato y marcharse en el próximo mercado de fichajes con la carta de libertad. Su decisión le costó no entrar en ninguna convocatoria de Tuchel además de convertirse en un hervidero de polémicas.

La última la protagonizó a las pocas horas de la eliminación europea ante el United. La hinchada parisina no cabe en sí de colera tras ver un vídeo que circula en las redes sociales en las que se ve al futbolista de fiesta en una de las discotecas más famosas de París en una «velada brasileña». Buena parte de los seguidores ya han pedido su expulsión inmediata del equipo por su actitud.

A todo ello, se le suma que dos de las grandes estrellas del club, como son Neymar y Mbappé, puedan dar por concluido su ciclo en la ciudad de las luces. Al PSG ya no le queda nada. Tan solo un campeonato liguero que se le ha quedado pequeño y que sabe a poco a una afición que ya tiene pocas esperanzas en que su club consiga algún día levantar la Liga de Campeones.