Vestuario del Leganés
Vestuario del Leganés - @CDLeganés

Copa del ReyLos pretorianos de Asier Garitano en el vestuario

El técnico eliminó al Real Madrid con el mismo cuerpo técnico con el que empezó en 2013 y sacó al Leganés de Segunda B

Actualizado:

Que el Club Deportivo Leganés se convirtiera en el primer rival capaz de remontar una eliminatoria de Copa al Real Madrid en el Santiago Bernabéu después de perder el partido de ida magnifica el éxito de un club en crecimiento continuo dessde que Asier Garitano ocupa el banquillo. Un entrenador que conectó desde el primer día con la filosofía popular de una entidad con recursos limitados y a la que condujo de Segunda división B a la Liga de las estrellas en solo tres temporadas. El día después de provocar un terremoto en el madridismo, el entrenador de Vergara (Guipúzcoa, 6 de diciembre de 1969) mantuvo sus costumbres y rutinas junto al cuerpo técnico que le acompaña desde que firmó como sustituto de Pablo Alfaro en 2013. Un grupo que no se ha separado desde entonces y que el miércoles dejó en evidencia al campeón de Europa y a Zinedine Zidane.

[Garitano: Nunca hay que olvidar los orígenes]

«Asier es tranquilo, no hace dramas en las derrotas ni pierde la cabeza en las victorias. Siempre ha sido igual,en Segunda B o en Primera», explican a ABC desde el vestuario del Leganés. No se organizó cena de equipo para celebrar la clasificación y Garitano se marchó a casa para analizar el triunfo y tomar notas para corregir errores en próximos entrenamientos. Este jueves no hubo sesión porque concedió jornada libre a la plantilla, pero él no descansó y se dedicó a revisar vídeos del Español, rival en la Liga este domingo. Antes, como todos los días, acompañó a su hijo Lander al colegio.

Garitano iba para pelotari y de niño compaginaba el frontón con el fútbol, pero, siendo juvenil del Athletic, el balón acaparó finalmente la atención de un centrocampista que nunca llegó a debutar en Primera. Una categoría en la que se estrenó como técnico con el Leganés en la Liga 2016-17 después de una campaña de travesía por Segunda B y dos por la división de plata. Un viaje más rápido de lo esperado gracias a la ayuda desde el primer día de Jaime Pérez, su segundo entrenador; Miguel Pérez, preparador físico; y Carlos Sánchez, preparador de porteros. Junto a ellos, Juan Domínguez, el utillero, y Alejandro Lanchas, fisioterapeuta. Cinco años después de comenzar la aventura, continúan juntos y disfrutando de la mejor etapa en la historia de un club fundado en 1928. «Una de las cosas que más ilusión le hizo a Asier es que Raúl González les saludara a las puertas del vestuarios tras superar la eliminatoria. Para ellos fue como un premio extra», señalan desde dentro del club.

En los entrenamientos, el técnico y sus ayudantes tienen una gran facilidad para comunicarse con el jugador y ese es uno de los grandes secretos de éxito de este Leganés [Los diez mandamientos de Garitano]. También sacar el máximo rendimiento a futbolistas en un equipo que cada año cambia muchas caras. «La filosofía de Garitano es no dejar de progresar nunca. Cuando cogió el equipo en Segunda B decía a los futbolistas que el reto era llegar al fútbol profesional; al alcanzar la Segunda, el objetivo era la Primera. Ahora ha asentado al Leganés en la élite y nos ha brindado una clasificación histórica en la Copa». El sueño continúa.

Lanchas, Domínguez, Miguel Pérez, Jaime Pérez y Garitano, en 2013
Lanchas, Domínguez, Miguel Pérez, Jaime Pérez y Garitano, en 2013 - @CDLeganes / J. Brody
La misma imagen del cuerpo técnico en 2018
La misma imagen del cuerpo técnico en 2018 - @CDLeganés / R. Gutiérrez