Patrocinado por:Santander
Fútbol

Atlético y Barcelona se enzarzan en una guerra por un fichaje

Ambos clubes estarían interesados en el holandés Matthijs De Ligt, defensa central del Ajax de Ámsterdam

Actualizado:

Uno de los nombres propios que dejó la eliminación del Real Madrid fue el de Matthijs de Ligt, el defensa central y jovencísimo capitán del Ajax. Tanto es así que su gran actuación en el Santiago Bernabéu ha acelerado las negociaciones que mantenía el Barcelona por hacerse con los servicios del futbolista.

Fue el propio Bartomeu el que lo reconoció ayer mismo en el programa «Aquí amb Josep Cuní» de 'Ser Catalunya': «Lo tenemos que hablar a partir del mes de marzo, que es cuando tomamos las decisiones, pero su nombre estará sobre la mesa, seguro». Después de cerrar la incorporación de Frenkie De Jong en enero, el Barcelona estudia lanzarse a por su todavía compañero de equipo.

Sin embargo, los azulgranas no son los únicos interesados en fichar a De Ligt. Según anunciaron ayer varios medios, entre ellos 'Marca', el Atlético estaría también en la carrera por hacerse con el defensa si no lograra mantener a Lucas Hernández en verano. Y es que el futbolista francés tiene muchas papeletas para abandonar el equipo rumbo al Bayern de Múnich en junio, si bien la directiva rojiblanca no arroja la toalla en cuanto a su renovación.

Presente y futuro

A sus 19 años, De Ligt se ha convertido en una de las piezas claves de este sorprendente Ajax. Por este motivo, el Atlético considera que la inversión de los ochenta millones que percibiría por la cláusula de Lucas podrían destinarse a costear el fichaje del futbolista holandés. El director deportivo Andrea Bertra es uno de los grandes responsables de esta operación, que podría terminar por birlarle a De Ligt al Barcelona.

No hay que olvidar que el Atlético deberá afrontar este verano una renovación en su zona de atrás. Filipe y Godín terminan contrato en junio y todo parece indicar que ambos podrían marcharse del club. Esto, unido a la posible venta de Lucas, obligaría a moverse en busca de recambios de garantías. Y es aquí donde aparecería De Ligt.

Del mismo modo que el verano pasado Griezmann desató una guerra entre Barcelona y Atlético en la que los rojiblancos se terminaron llevando el gato al agua, en esta ocasión es De Ligt quien podría enfrentar a ambos clubes. Los azulgranas cuentan con la ventaja de que llevan tiempo siguiendo al futbolista y ya ha habido contactos con él. Además, la llegada de De Jong en junio facilitaría la aclimatación del jugador.

Los rojiblancos, en cambio, pueden ofrecer De Ligt un proyecto donde quizá tuviera más protagonismo -el Barcelona cuenta con Umtiti y Piqué como previsible pareja titular-. A esto hay que sumarle el atractivo que tiene estar bajo las órdenes de Simeone. El PSG también andaría detrás de él.

En anteriores negociaciones, el Ajax llegó a disparar lo que pedía por su futbolista hasta más de sententa millones. El tiempo dirá cómo acaba esta batalla.