Mark Noble, jugador del West Ham, se enfrenta a uno de los aficionados que han saltado al césped
Mark Noble, jugador del West Ham, se enfrenta a uno de los aficionados que han saltado al césped - Reuters
Premier League

Hooligans del West Ham provocan graves incidentes en el duelo ante el Burnley

Seguidores del conjunto londinense se han enfrentado a los jugadores en el césped y han intentado asaltar el palco

Actualizado:

El duelo entre el West Ham y el Burnley (0-3), correspondiente a la jornada 30 de la Premier League disputado en el London Stadium, ha estado marcado por los graves incidentes provocados por los aficionados del conjunto local durante el segundo tiempo y que han obligado a interrumpir el duelo en varias ocasiones.

Enfadados por el marcador y por la mala situación de su equipo en la clasificación, aficionados del West Ham, que tiene una de las hinchas más pasionales de la Premier, han saltado al césped y algunos de ellos se han enfrentado a los jugadores. Pero en las gradas también se han vivido momentos de tensión porque un grupo de seguidores han intentado asaltar el palco.

Durante esos momentos de tensión, los jugadores del banquillo del Burnley han tenido un precioso gesto al refugiar en esa zona a varios niños que habían acudido al partido.

Los incidenets comenzaron inmediatamente después del tanto inicial de Ashley Barnes, mediada la segunda mitad (m.66), cuando un seguidor local saltó al terreno de juego y fue expulsado a golpes por Mark Noble, capitán del West Ham. Tras la reanudación del juego, el delantero neozelandés Chris Wood dobló la ventaja del Burnley, lo que desató la ira de la afición, que comenzó a mandar mensajes y hacer cánticos hacia los dueños del club.

«Echen a la junta directiva, echen a la junta directiva», cantó prácticamente al unísono el Estadio Olímpico, antes de que otro hincha saltara al césped con un banderín de córner y lo clavara en el centro del campo.

No tardaron los visitantes en subir el definitivo 0-3 al marcador, ya que de nuevo Wood (m.81) se apuntó su doblete y alojó la redonda en las mallas de la meta defendida por Hart -titular hoy en detrimento de Adrián- a falta de nueve minutos para la conclusión.

El encuentro fue detenido de nuevo después de que varios aficionados más saltaran también al terreno de juego, mientras que la grada se giró hacia el palco y empezó a increpar a los dueños David Sullivan y David Gold, quienes tuvieron que abandonar el estadio antes del pitido final.