EFE

Tour de FranciaLa última excentricidad de Sagan: se pone a firmar autógrafos en plena subida a un puerto

Yates gana, Alaphilippe cede y Pinot recupera terreno en los Pirineos

Así queda la clasificación general después del ascenso a los Pirineos

Actualizado:

No le importó la pendiente en una etapa tan exigente para las piernas como la que ponía al pelotón frente a los Pirineos. Tampoco el protocolo, un valla de patas muy cortas que Peter Sagan salta sin despeinarse cada vez que se le presenta la ocasión.

Esta vez fue en plena ascensión al puerto de Foix, decimoquinta etapa del Tour. Una aficionada se acercó a Sagan con un ejemplar de su biografía y el ciclista, ni corto ni perezoso, le estampó una firma en la cubierta.

No hace tanto que había alimentado ese aura tan especial que lo caracteriza. Fue en la etapa de ayer, la que culminaba en el techo del Tourmalet: entró a meta haciendo un caballito.