EFE
Tour de Francia

Landa, tentado con «atacar y poner todo patas arriba»

El español, enrabietado tras su caída del pasado lunes, matiza que «hay que utilizar un poco la cabeza»

Actualizado:

El español Mikel Landa, que el pasado lunes quedó retardado en la general por una caída durante la décima etapa del Tour de Francia, aseguró ayer que ahora está tentando de «atacar y poner todo patas arriba», aunque matizó que «hay que utilizar un poco la cabeza».

«Ayer (martes) estaba muy bajo anímicamente. Me vuelve a pasar algo cuando venía muy bien. Pero bueno, queda mucha carrera, queda el mejor terreno posible para darle la vuelta a esta situación y habrá que ir día a día», indicó el ciclista del Movistar.

Actualmente vigésimo de la general a 4.15 del líder, el francés Julien Alaphilippe, Landa tiene una desventaja de 3.03 con el británico Geraint Thomas, segundo y defensor del título.

«Lo primero que te apetece es atacar y poner todo patas arriba, pero hay que utilizar un poco la cabeza, porque esto es largo todavía», aseguró Landa.

El español podría tener un papel similar al del pasado Giro de Italia, cuando también sufrió una caída y quedó distanciado de la general, lo que le permitió estar más liberado, una carrera en la que acabó cuarto.

«El Tour es una carrera más difícil que el Giro para escenarios de ataque, pero iremos viendo», aseguró.

El vasco indicó que mañana en la primera jornada pirenaica, una etapa con dos puertos de primera, el último con su cima a 30 kilómetros para la meta en Bagnères-de-Bigorre, empieza la alta montaña «de verdad».

«A ver qué capítulo nos toca de esta historia. Puede pasar un poco de todo: día de fuga, día de ataques o una jornada tranquila para los hombres de la general», analizó.