Johan Bruyneel
Johan Bruyneel - EFE
Dopaje

La justificación de Bruyneel: «Éramos hijos de nuestro tiempo»

El belga ha sido suspendido a perpetuidad por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por su implicación en la trama de dopaje del US Postal de Lance Armstrong

Actualizado:

El belga Johan Bruyneel, suspendido este jueves a perpetuidad por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) por su implicación en la trama de dopaje del US Postal de Lance Armstrong, ha señalado que en aquella etapa «todos» eran hijos de su tiempo y «no siempre» tomaron las decisiones correctas.

«Reconozco y acepto plenamente que en el pasado se han cometido muchos errores. Hay muchas cosas que desearía haber hecho de forma diferente y ciertas acciones que ahora lamento profundamente», dice el exciclista y exdirector deportivo en una carta abierta hecha pública en sus redes sociales.

«Todos éramos hijos de nuestro tiempo y nos enfrentamos a las trampas y las tentaciones que formaban parte de la cultura de ese tiempo. No siempre tomamos las mejores decisiones», añade.

Bruyneel señala, no obstante, que «la USADA (Agencia Antidopaje Estadounidense) no tenía jurisdicción» sobre él. «Soy un ciudadano belga que vive en España (...). Esta Agencia ignoró todas las limitaciones jurídicas normales para crucificarme y demonizarme y hacerme el protagonista de su versión de Hollywood de los hechos».

«Por tanto, nunca tuvo el poder de abrir un caso sobre mí y menos de imponerme una sanción de cualquier duración», añade sobre la USADA, de donde partió la primera sanción.

El belga dice que «no hay nada que pueda hacer» contra su suspensión perpetua y «a la edad de 54 años una sanción de 10 es prácticamente igual que una sanción de por vida».

«Es el momento de avanzar. Finalmente puedo cerrar este capítulo y centrarme en lo positivo del futuro. Tengo buena salud, dos hijos sanos y maravillosos, muchos amigos y un montón de energía y de ideas para los próximos años», indica Bruyneel.

«Aún es mi objetivo y mi deseo ayudar al crecimiento de mi deporte y a que sea mejor de ahora en adelante», dice tras confesarse tan enamorado del ciclismo como cuando empezó a correr con 14 años.

El TAS impuso este jueves sendas suspensiones a perpetuidad a Bruyneel y al médico español Pedro Celaya y decretó una suspensión de 15 años para el entrenador, también español, José Martí.

La alta instancia arbitral estima probado que entre 1997 y 2007 los tres sancionados «participaron en una elaborada y enormemente eficaz trama de dopaje» en la que el antiguo corredor era «el vértice» y Martí y Celaya «participantes imprescindibles» en un «extenso y sistemático programa de dopaje».

Bruyneel dirigió en esa etapa el equipo US Postal del estadounidense Lance Armstrong, dopado confeso y ganador de siete Tours de Francia entre 1999 y 2005, que luego le fueron retirados.