Ciclismo

Alejandro Valverde gana después de 53 días de parón

El español, que no corrió el Giro, se impone en un final en alto y es líder en la Ruta de Occitania

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Alejandro Valverde ha regresado con fuerza de su inactividad competitiva de 53 días. Su última carrera fue la Lieja-Bastogne-Lieja, de la que se retiró por estrés y una caída sufrida unos días antes, y en el regreso el campeón del mundo ha mostrado una vitalidad contagiosa. Ganó la primera etapa de la Ruta de Occitania, en el sur de Francia, un final en un puerto de segunda que le sirvió para colocarse la primera camiseta de líder.

Es la victoria número 124 de Valverde, una exageración para el ciclista que no se cansa de ganar a sus 39 años y que en Occitania mostró un dominio de la situación apabullante.

Bien es cierto que esta carrera no presenta a los mejores corredores del mundo, pero Valverde lo necesita como punto de preparación para el Tour, donde compartirá galones con Nairo Quintana y Mikel Landa en un trío que el año pasado no funcionó.

El Movistar controló los 175 kilómetros de la etapa y Valverde hizo lo propio en los últimos ocho kilómetros de subida al puerto de Aubignac, un segunda categoría. La presencia de Valverde en un grupo con Rigoberto Urán como máximo candidato desarticuló al personal, que poco pudo hacer ante la intimidación que generó el campeón del mundo, siempre atento a todos los ataques.

Cuando Valverde encontró su distancia, a 200 metros de la meta, lanzó el sprint y ganó con la solvencia acostumbrada por delante del irlandés Edward Dunbar (Ineos) y el francés Elie Gesbert (Arkea-Samsic).