Un grupo de jóvenes celebra el ascenso.
Un grupo de jóvenes celebra el ascenso.
CÁDIZ CF

Va por todos ellos

Es el momento de brindarle este ascenso a todos los cadistas que ya no están y los que han contribuido a este éxito
Por  15:32 h.

Que bonito comenzar esta columna recordando que, tras quince años, estamos de nuevo en PRIMERA DIVISIÓN. Hemos vuelto a la élite, como siempre sufriendo mucho, pero con notable muy alto. Que nadie olvide que aún faltan dos jornadas para que la competición finalice, y los cadistas ya sueñan con esa militancia en la élite donde estaremos todos la próxima temporada. Qué alegría jugar de nuevo frente al Barcelona, Real Madrid, Sevilla, Atlético de Madrid o Valencia, entre otros. Es otra historia que ojalá dure para que la juventud disfrute de su Cádiz CF entre los grandes, y también los veteranos, que sienten la pasión desde hace años y continúan con ella.

Esta columna no la voy a dedicar al partido de Girona. Es un partido, como todos importante, pero conseguido el ascenso hasta me importa poco perder. En estos momentos que escribo ante el ordenador, me estoy acordando de muchos amigos que nos dejaron y no pudieron celebrar el regreso del equipo a la élite. Pero son tantos, que solo recordaré algunos que eran cadistas a morir.

Obviamente el primero que se me viene a la mente es Manuel Irigoyen, con quien no viví precisamente una etapa de cordialidad, pero que supo mantener al equipo entre los grandes y merece los mejores calificativos. Él se habrá alegrado de este nuevo ascenso, como también quienes fueron sus amigos entre ellos Fernando Torcal, siempre colaborando con el Club desde cualquier punto del mundo.

Pero citado el expresidente cadista nadie se olvida de gente como el mítico Pascual García de Quiros ‘Macarty’; el padre de la compañera de la Sexta, Clara Pazos; Ramón Blanco, al que se le ha puesto su nombre a uno de los terrenos de juego de El Rosal; Isabel Leiro, socia número uno del Cádiz CF décadas atrás; Antonio Tocino Rovira, masajista que nunca olvidaremos quienes tuvimos amistad con él y veíamos sus servicios al club; mi querido amigo y añorado por todo el Mentidero Pepe Aleu; Fernando Orgambides ‘Baguetina’, voz y alma de fondo sur que se nos fue muy joven; Manolito Santander y Juan Carlos Aragón, genios y figuras no sólo del carnaval, sino de la ciudad entera; y ya más recientemente la entrañable voz de Maikel Robinson

Siempre recordaré frases como las de Pepe Aleu, aludiendo siempre en querer ver al equipo entre los grandes. Por cierto que con él y el director de la Peña que lleva mi nombre, Diego García, presenciamos en el Camp Nou un Barcelona- Cádiz. Manolito Santander era otro sufridor del equipo amarillo en las gradas de Carranza. Sufría hasta límites insospechados y lo exteriorizaba desde su asiento siempre animando al equipo gaditano. O de Rovira, con el que todos gastábamos bromas, y jamás se sintió malhumorado. De Robinson, convertido en Rey Melchor y yo de Cartero Real, vivimos momentos inolvidables la noche del 5 de enero de 1999, por las calles de Cádiz. Ilusionado como no se lo pueden imaginar, y lo vivimos juntos. Cosas que jamás se olvidarán, y las recuerdo porque me he salvado del COVID y es momento de recordar lo bonito vivido y de disfrutar del presente, igual que disfrutará el joven cadista Javi Jiménez, siempre ligado a la entidad cadista y cuya disposición para el club siempre ha sido de todo corazón. Actualmente se encuentra hospitalizado por un accidente doméstico sufrido semanas atrás. Desde aquí, este ascenso también va por ti, y va por todos ellos.

Pero también quienes viven el equipo actualmente merecen en algunos casos ser destacados. No hace mucho Canal Sur me puso en contacto con Mágico González y Manolo Vizcaíno. Desde El Salvador Mágico solo tenía palabras de agradecimiento para un Cádiz CF al que deseaba ver entre los grandes de nuevo. O Pepe Mejías, un incansable que junto a Paco Baena siguen siendo grandes de nuestro equipo. Tampoco me olvido de Carmelo Navarro, Pepe Szendrey, Ángel Oliva, Chico Linares, Juanito Marchante, otro trabajador como pocos; o el mismo Manolo Botubot, que siempre está dispuesto para lo que se le solicite.

Y termino destacando a Manolo Vizcaíno y su equipo. Con este presidente, que apostó fuerte con el Cádiz CF, se ha logrado no solo salvar económicamente la entidad, algo que no era fácil ni mucho menos, sino que además la ha llevado a Primera División. Increíble pero cierto lo realizado por Vizcaíno. A él, gracias por devolvernos a la élite, que a Cádiz mucha falta le hacía.