Los jugadores del Cádiz CF celebran la victoria ante Las Palmas.
Los jugadores del Cádiz CF celebran la victoria ante Las Palmas.
CÁDIZ CF

Un 2019 ilusionante

Después de cerrar 2018 en un magnífico estado de forma, el Cádiz CF sueña ahora con alcanzar altas cotas en el nuevo año
Por  10:00 h.

Este domingo, cuatro y media de la tarde, está citada la plantilla del Cádiz CF en las instalaciones de El Rosal para reiniciar el trabajo tras el parón navideño. Los jugadores de Álvaro Cervera entrenarán el lunes y descansarán el primer día de 2019. Posteriormente, trabajo diario para enfrentarse a Osasuna y Granada, clubes ante los que darán por concluida la primera parte de la competición liguera. Primer periodo que, independientemente de lo que suceda en estos partidos, la suma de puntos conseguidos permite decir que ha sido bueno y de continuar con estas cifras el equipo estaría metido al final en fase de ascenso con total seguridad.

Y es que hacía tiempo la afición no disfrutaba como lo hace ahora. Ciertamente con Carlos Orúe se ganaron nueve encuentros consecutivos, pero se militaba en Segunda B y ni mucho menos el grupo lo componían los clubes que actualmente militan en la categoría de plata, donde casi todos pasaron por la élite de nuestro fútbol. Los de Álvaro Cervera, que tras ganar al Almería el primer partido en el Estadio Ramón de Carranza llegaron a estar ocho jornadas sin conseguir la victoria, comenzaron a resurgir en Lugo y han logrado 24 de 27 puntos posibles, convirtiéndose hoy por hoy en una de las entidades aspirantes a la fase de ascenso. Lo que nadie pensaba hace tres meses hoy es una realidad.

Y para afrontar la segunda parte de la competición liguera es obligado reforzar el plantel. Se dan numerosos nombres pero uno de los que más gustan en el equipo amarillo es Álex Alegría, quien cedido al Rayo Vallecano apenas dispone de minutos. Junto a él suenan otros nombres, si bien la prioridad de Álvaro Cervera es que se contraten dos hombres de banda, estimando el técnico que es medida prioritaria. También se habla de la contratación de un central o de un delantero, aunque todo ello pasaría por conceder algunas bajas que el cuerpo técnico está ultimando. Y que nadie olvide que Servando tiene prácticamente complicada su presencia sobre los terrenos de juego lo que resta de competición.

Por cierto que en esta segunda vuelta del campeonato no se contará con Carli Galindo, preparador físico que se despidió de sus compañeros y se marcha al extranjero por motivos personales. La buena noticia para el equipo amarillo está en el fichaje de Murillo por el FC Barcelona. Si los catalanes abonan por el futbolista lo pactado, en torno a 23 millones de euros, los de la Tacita de Plata ingresarían una cantidad aproximada a los 30.000 euros. Esta normativa la impuso la FIFA para que la recibieran aquellas entidades que colaboraran con la formación del jugador si este se encontraba en edad comprendida entre los 12 y 23 años, lo que sucedió con Murillo, que militó en la entidad cadista sin cumplir los 20 años de edad.

Con todo lo dicho ilusión por bandera es lo que determina el estado actual en plantilla, cuerpo técnico y por supuesto dirigentes y aficionados en general de la entidad amarilla. El equipo ha puesto de manifiesto que puede codearse con los más grandes y de mayor presupuesto del grupo. Un Cádiz CF en Primera significa mucho para la ciudad. En cualquier caso no entraba en los planes de nadie porque la situación económica, por cierto muy bien trabajada por Manuel Vizcaíno y su equipo, no te permitía ni tan siquiera acercarse a los descendidos de Primera la pasada temporada. En cualquier caso, las actuales circunstancias nos obligan a soñar. Que nadie lo dude. Una vez conseguida la permanencia en la categoría, lo que conseguiremos sin duda alguna, todos queremos más. Y en ello estamos todos. Muchísima suerte al Cádiz CF y feliz año para todo el cadismo.