Cervera saluda al entrenador local Fran Fernández
Cervera saluda al entrenador local Fran Fernández
Cádiz CF

Cervera también se equivoca

El técnico del Cádiz CF no debió permitir a José Mari finalizar el partido ya que acabó siendo expulsado
Por  12:32 h.

Primer partido de la segunda vuelta en Carranza y con solo dos puntos conseguidos de los tres últimos enfrentamientos. Negativo que dos empates en tres jornadas es demasiado poco si se quiere aspirar a algo más que mantenerse en la división de plata. Positivo si tenemos presente que el Cádiz CF no dio mala imagen ante Granada y Almería, no ocurriendo lo mismo ante Osasuna donde el triunfo por la mínima de los pamplonicas se quedó corto. En cualquier caso, vaya por adelantado que si la entidad cadista suma los puntos que logró hasta mitad de campeonato, estará casi con total seguridad disputando la fase de ascenso al término de la competición liguera.

Sin embargo, domingo tras domingo se dan circunstancias que se pueden o no admitir. Todos nos equivocamos y por supuesto también se equivoca el entrenador del equipo amarillo. Este partido no se podrá contar con José Mari, expulsado tras ver doble cartulina la pasada jornada en tierras almerienses. Y que Cervera me perdone, pero fue el primer culpable de la citada expulsión independientemente de lo que hizo el futbolista. El encuentro lo presencié por televisión, lo que no he podido hacer en casi treinta años, y la expulsión fue consecuencia de la actitud del jugador en determinados momentos del partido. Y también de que el técnico le permitiese seguir sobre el césped sin llamarle la atención, consciente todos de que terminarían expulsándole y que pudieron hacerlo minutos antes por otra desafortunada acción del gaditano.

Hasta los más pequeños, que junto a mí presenciaban el encuentro que disputaba el Cádiz CF, lo tenían claro. Van a expulsar a Jose Mari, decían. Al final, expulsado, un buen numero de minutos sin el centrocampista gaditano y afortunadamente el empate lo dimos por bueno. Pero es el técnico quien debe tomar decisiones y en este caso no lo hizo. Insisto. Cervera en esta ocasión se equivocó y lo digo tal y como le he destacado en no pocas ocasiones. Por cierto que José Mari, que ha resultado indiscutible como titular, ha bajado enteros en sus últimas actuaciones.

En este deporte llamado fútbol no siempre acertamos. Si escuchas al aficionado, te recuerdan la no presencia de Brian Oliván y sí la de Matos, algo que se rectificó en su momento; la continuidad en su día de Rubén Cruz, partido tras partido, mientras Aitor García apenas contaba y hoy es titular indiscutible en el Rayo Mahadahonda. O la presencia de Carrillo y la no inclusión de Dani Romera en más ocasiones, y que cumple cada vez que sale. En este caso, tampoco se le dieron muchas opciones a Karim Azamoum, que lo poco que jugó lo hizo bien, y en el Elche comienza a dar buena respuesta.

Entiendo y creo que ahí el técnico lleva razón, sus ansias porque dos de los hombres que firmen sean extremos. No olvidemos que no disponemos ya del lesionado Juan Hernández, ni tampoco de Salvador Agra, quedando tan solo en la entidad amarilla Salvi Sánchez y Jairo. Con el juego del equipo gaditano, es de obligado cumplimiento reforzar las bandas. Lo del central podría tirarse si no hay lesionados con lo que tenemos y por supuesto sí estoy de acuerdo con quienes dicen que es obligado traer un delantero. Y naturalmente hablamos de unos refuerzos indispensables para buscar algo más sustancial que mantenernos una temporada más en la división de plata.

De momento llega el Real Mallorca y dos salidas de vértigo, pues posteriormente se viaja a Oviedo y luego a Alcorcón, encuentro que ha sido fijado a las doce del mediodía. Partidos complicados pero es lo que tiene la categoría. De momento, satisfecho con lo conseguido y a buscar ganar al Mallorca, entrenado por un ex del Xerez Deportivo, Vicente Moreno, que supongo le dará doble alegría si puntúa en el terreno gaditano.