Álex Fernández en un partido con el Cádiz
Álex Fernández en un partido con el Cádiz
Cádiz CF

Bendito problema el de Cervera

Los refuerzos invernales deben tener mejores resultados que los obtenidos hasta ahora
Por  10:00 h.

Comienza el tramo final de competición y los de Álvaro Cervera visitan el insular de Las Palmas para enfrentarse al equipo canario, al que dirige Pepe Mel como tercer entrenador la presente temporada. Dos clubes con intención de meterse en puestos de promoción de ascenso, si bien los canarios disponen de un mayor presupuesto para el objetivo y a estas alturas a priori tienen más complicado el meterse, puesto que se encuentran a 11 puntos y tras caer derrotados en sus dos últimos partidos como local, en el ambiente comienza a palparse la tensión de una afición canaria que ni por asomo está contento con los suyos.

Resultados al margen y de cómo llegan al partido, es evidente que uno y otro club no responden últimamente a las expectativas deseadas. Los canarios fallan con excesiva frecuencia y no ofrecen el juego que corresponde a un equipo de los de mayor presupuesto de la categoría. Los gaditanos llevan varias jornadas sin conseguir el triunfo y como la pasada campaña logrados los 50 puntos el equipo bajó ostensiblemente su rendimiento sobre el césped. Cervera ha reconocido que no andan bien pero, también ha llegado a decir, es él quien debe sacar la situación adelante porque es el entrenador y por tanto máximo responsable de la parcela meramente deportiva.

Eso sí, bendito problema el que se le plantea al técnico del Cádiz CF. Vizcaíno y los suyos reforzaron el equipo en enero y lo hicieron de forma notable. Pocos clubes disponen de dos hombres por puesto y el Cádiz CF los tiene. Además, la permanencia en la categoría se saldó antes de lo previsto y por tanto con tiempo sobrado para buscar cotas mayores. Esos esfuerzos económicos realizados en diciembre deben tener en teoría mejores resultados que los que supondría no meterse en puestos de liguilla de ascenso.

Y a este encuentro en Canarias se llega, como cada semana, con la incertidumbre de qué hombres saltarán inicialmente al césped por parte gaditana. Algo sí tenemos claro, y es que José Mari, cumplida la sanción federativa que le impidió jugar ante el Zaragoza, será presumiblemente titular. José Mari es uno de los hombres que habitualmente juega con Cervera y todo indica que regresará en Las Palmas; otra historia es quien le acompañará en la zona ancha, puesto que ya se podría contar con Garrido de vuelta tras la lesión que le ha tenido apartado de los terrenos de juegos durante varias semanas o si decidirá darle continuidad a Edu Ramos como acompañante del roteño.

Como leí a mi compañero Alfonso Carbonell, la debilidad que el Cádiz muestra en defensa las últimas jornadas y la crisis que el equipo atraviesa harán que el técnico cadista tome determinaciones. Yo tampoco descartaría que se volviese al triple pivote, quedando Alex Fernández algo más adelantado, jugador que en las últimas jornadas ha perdido la titularidad, reforzándose de esta manera un centro del campo que en ocasiones el equipo amarillo parece tener perdido. Lo que realmente hace falta es buscar soluciones cuanto antes, pues se inicia la recta final y la afición cadista merece algo más que el final de la pasada campaña.

Los canarios llegan al encuentro con las ausencias de Ruiz de Galarreta, sancionado por acumulación de cartulinas, y tampoco jugarán ni Blun ni Araujo, ambos recuperándose de sus respectivas lesiones. En el equipo cadista Sergio Sánchez, también por sanción federativa, no viajará a Canarias. El encuentro lo dirigirá el balear Varón Aceitón, que solo dirigió al conjunto cadista la pasada temporada en Alcorcón, donde los de Cervera perdieron por un gol a cero.