Perea y Álex celebran el primer gol del Cádiz CF.
Perea y Álex celebran el primer gol del Cádiz CF.
Cádiz CF

La pizarra del Las Palmas 1-2 Cádiz CF

Los cadistas lograron una victoria clave para seguir mejorando y romper del todo el mal momento
Por  10:52 h.

Estilo con dosis de sufrimiento

Una victoria importante y necesaria. El Cádiz CF sumó tres puntos vitales a un cuadro canario que acumula semanas sin vencer. Al estilo de Cervera, el conjunto amarillo tuvo muchos minutos de seriedad, otros de mucho peligro a la contra arriba y otros, demasiados, en los que no supo maniatar al rival y en el que Cifuentes y la falta de acierto del rival determinaron que el marcador no cambiara. Una victoria que debe reafirmar la recuperación cadista aunque todavía hay cosas a mejorar en el juego del equipo.

1. Once ofensivo

La baja de Garrido fue determinante para que finalmente Cervera apostara por dos delanteros en el once titular. Un cambio que el entrenador se está planteando a tenor de la capacidad ofensiva que tiene ahora con los últimos fichajes. Aunque el centrocampista vasco tiene sustitutos de garantía, caso de Edu Ramos, el técnico le daba la titularidad a Malbasic y retrasaba a Alex al centro del campo.

No se resintió el juego del equipo e incluso permitió que Perea pusiera por delante el conjunto gaditano. No obstante, los últimos minutos de la primera parte fueron de acoso local ante un Cádiz CF que no terminaba de salir a la contra.

Un esquema que no hacía mover el 4-4-2 pero que duraba hasta el descanso cuando el técnico quitaba a Lozano.

2. Templanza ante la presión

La segunda parte arrancaba con la entrada de Edu Ramos y momentos en los que el Cádiz CF no terminaba de robar y salir a la contra. Este equipo se encuentra cómodo jugando en su campo, pero lo está si es capaz de robar, impedir que el rival termine las jugadas y sobre todo poner en aprietos a la defensa rival con velocidad. Si todo eso no pasa, el Cádiz CF sufre y eso le hizo estar muy maniatado por momentos, cosa que reconoció Cervera.

A falta de más jugadores rápidos, el técnico metió al único que tenía en el banquillo. Alejo entraba por la derecha, jugando sus mejores minutos de la temporada, y Salvi se quedaba en la izquierda. La entrevada del vallisoletano le daba mordiente a un Cádiz CF que por fin salía a la contra.

3. De la sentencia al miedo

El debut de Álvaro Giménez por un gran Malbasic le hacía estar muy cerca del gol con varias contras que no acabaron con el balón en el fondo de la red de milagro. Alex daba la tranquilidad de penalti, y tras minutos sin pasar nada, un despiste, otro más en las últimas semanas, daba aire a Las Palmas.

Incomprensiblemente el equipo cadista había permitido que el rival se metiera en el partido. Cifuentes aparecía con una buena parada y ahí moría el partido, ya que Las Palmas no inquietaría más el arco visitante.

Un triunfo importante para reafirmar el momento cadista pero para no olvidar que hay cosas que seguir mejorando. Cervera ‘dixit’.