Álex marca de penalti el empate en Huesca
Álex marca de penalti el empate en Huesca
Cádiz CF

La pizarra del Huesca 1-1 Cádiz CF

Cervera plantea un partido distinto en el que consigue desactivar al rival, encontrando la recompensa en el último suspiro
Por  19:00 h.

Hasta el final, Cádiz CF

Otra vez, y van tres de cuatro partidos, después del confinamiento, en los que el Cádiz CF ha logrado sumar puntos y dejar un sabor de boca bien distinto al que podría haberse dado de conseguir un gol de Álvaro Giménez, uno de Cala y otro de Álex Fernández. Solo en el choque ante el Alcorcón, en el que gol del Lozano llegó mucho antes, se sale de esta ecuación de microinfartos cadistas que nos ha dejado por ahora.

Cervera planteó un partido para destruir al Huesca y aniquilar su enorme capacidad de crear fútbol. Y lo consiguió. En buena parte del partido el dominio local era muy irreal ya que el daño en el área de Cifuentes era casi inexistente.

Los tres centrocampistas con Bodiger en la media punta dejaban fuera de combate al equipo de Michel. Cervera creía que en algún momento del partido iba a llegar las oportunidades para marcar, y casi lo consiguió con el tiro al larguero de Jurado. Un planteamiento que salía a la perfección a expensas de otro gol en contra en una única ocasión. La casta y la calidad volvió a relucir en un momento clave con un tanto de Alex que hacía justicia y daba un punto de enorme valor a los amarillos.

1. Tres centrocampistas

Cervera sorprendía con una alineación basada más en la contención y en frenar al rival. Edu Ramos, José Mari y Bodiger formaban un trivote en el centro del campo en el que el ex del Córdoba era el más adelantado en la media punta cadista.

El planteamiento no era ni mucho menos descabellado pues pasó exactamente lo que Cervera quería que pasara: nada. Los amarillos estaban cómodos en el partido y en esas situaciones el Cádiz CF se mueve como pez en el agua. Tan solo algo más de precisión en ataque faltaba para que los gaditanos pusieran en más aprietos a los oscenses.

2. Un gol que cambia

Tras una primera parte más o menos tranquila, nada presagiaba que pudiera cambiar el escenario. Solo el larguero de Jurado y las intenciones amarillas que iban a más podían hacer pensar que la balanza se podría decantar. Antes del descanso, Mauro entraba por un tocado Cala.

Todo marchaba según lo previsto hasta que llegó una falta de la nada que se convirtió en gol. Una ocasión, un tanto. De nuevo el Cádiz CF por detrás en el marcador y de nuevo a remar contracorriente.

3. Pelea hasta el último suspiro

Cervera movía el banquillo y metía a Álex por Edu Ramos. Posteriormente utilizaba los tres cambios restantes de una tacada: Nano, Salvi y Pombo por Choco, Álvaro Giménez y José Mari. Apenas quedaban diez minutos más el descuento pero el Cádiz CF no era capaz de poner en aprietos a un ordenado Huesca.

Jurado se quedaba en el campo demostrando que tiene calidad de sobra para hacer cosas diferentes y que Cervera le ha dado su confianza para echarse el equipo a la espalda. Salvi se quedaba en la derecha, Alex con Bodiger en el centro del campo, Pombo en la media punta y Nano Mesa arriba.

El penalti llegaba gracias a un buen cambio de dirección de Pombo y el fallo de Luisinho que aprovechaba Salvi. El resto ya se sabe. Un penalti, un gol, y van 12, del pichichi cadista; Álex Fernández daba un punto de un Cádiz CF que no se rinde.