El Cádiz CF estuvo cerca de la clasificación.
El Cádiz CF estuvo cerca de la clasificación.
Cádiz CF

La pizarra del Espanyol 1-0 Cádiz CF

Los amarillos plantan cara y tienen sus ocasiones ante un rival que tira de los titulares para remontar la eliminatoria
Por  19:50 h.

Honor y valentía 

Derrota, sí, pero con muchísimo honor, valentía y señas de identidad de un Cádiz CF que se está convirtiendo en un señor equipo. Le costó 75 minutos al Espanyol batir la portería de un soberbio David Gil. Y todo ello con los menos habituales en un conjunto que le plantó cara a una escuadra que marcha sexta en Primera y que tuvo que tirar de titulares para remontar la eliminatoria.

Suplentes que dieron la cara, momentos con dos delanteros y la falta de gol, fueron algunas de las claves del partido.

1. Solo un titular en un Cádiz que le pierde el miedo

Marcos Mauro era el único titular del Cádiz CF en el estadio de Cornellá. El resto del equipo compuesto por jugadores habituales del banquillo y otros asiduos a la grada. Pues no ni por esas el equipo de Cervera perdió sus señas de identidad. Replegado y saliendo como buenamente podía, la escuadra amarilla sufrió al comienzo pero poco a poco le perdió el miedo al partido.

Algunas contras y las ocasiones de Carrillo y Perea que pudieron dar más de un susto al equipo de Rubi.

2. Acoso y derribo local

La segunda parte deparaba un partido que se decantaba del lado local y, las cosas como son, el gol del Espanyol era cuestión de tiempo. Por más que David Gil paraba y la defensa sacaba balones, el Cádiz CF no tenía esa velocidad arriba para inquietar al rival. Carrillo tuvo otra buena ocasión con un remate de cabeza pero el ariete era una isla arriba. Cervera optó por darle oportunidad a los dos delanteros introduciendo a Mario Barco y así tener más la pelota y bajarla arriba. La lesión del ex del Lugo dejó las intenciones en una segundo plano con la entrada de un Alex Fernández que ofreció otras cosas.

3. Final injusto

El gol de Hernán Pérez hacía justicia a las ocasiones periquitas pero solo la falta del gol amarillo condicionó un partido que pudo haber sido otro sí los de Cervera aciertan con la portería rival. El tanto de los locales entraba en el guión, el del Cádiz CF había que encontrarlo y Karim lo tuvo pero el fuera de juego era clavo y evidente.

Final injusto para un Cádiz CF que seguramente mereció algo más en la eliminatoria ante el Espanyol.