José Mari controla el balón durante el encuentro ante el Córdoba.
José Mari controla el balón durante el encuentro ante el Córdoba.
Cádiz CF

La pizarra del Córdoba 1-3 Cádiz CF

Final totalmente imprevisible en un partido de sufriendo y que encontró la recompensa otras veces merecida
Por  11:22 h.

El fútbol es imprevisible

El Cádiz CF ha empatado y perdido partidos en los que ha merecido mucho más. Albacete y Extremadura son algunos de los ejemplos de esta temporada, encuentros en los que los amarillos hicieron méritos de sobra para sumar más de lo que lograron.

El fútbol es una tortilla, valga el símil culinario. Hay que darle la vuelta para que se siga cocinando y en el caso del Cádiz CF ahora está teniendo esa otra cara que estaba más cruda. En una dinámica de victorias todo parece de cara, mientras antes todo estaba en contra. Es lo que tiene un deporte en el que estás medio partido sufriendo, te vale el empate y en dos minutos goleas y te llevas los tres puntos.

El Cádiz CF ganó gracias a esa pizca de suerte pero también a factores que inclinan la balanza de su lado. Cervera acertó metiendo a Aketxe en la recta final, el Córdoba se fue a por una victoria necesitada y los amarillos supieron esperar su momento. Triunfo para seguir y acumular guarismos para cuando lleguen las vacas flacas.

1. Cervera repite once

Ante la sorpresa de algunos, me incluyo, Cervera decidió repetir el once que ganó al Reus y el equipo que goleó al Elche en la segunda parte. Sorpresa porque al entrenador no le disgusta en absoluto jugar con tres centrocampistas, más aún a domicilio. El equipo no funcionó como otras tardes. Sufrió atrás demasiado y no encontró la chispa necesaria para hacer daño arriba.

Poco tardó el entrenador en meter a un Alex Fernández que dio más equilibrio en la segunda parte.

2. Empate temprano al gol de Vallejo

La lástima del Cádiz CF fue que la alegría por el tanto de Vallejo duró apenas dos minutos. Con algo más de margen los nervios habrían aparecido en las filas del Córdoba y por ende los espacios. El golazo de De Las Cuevas al poco de marcar el canterano volvió a apaciguar un partido que estaba dormido hasta el tanto del chiclanero. Los blanquiverdes acumulaban ocasiones y hacían méritos para ganar ante un Cádiz CF que no salía de la cueva y al que le costaba un mundo crear peligro.

3. Aketxe, asistencia y gol

Sin Vallejo y Lekic en el campo, Cervera quitaba a última hora a un inactivo Salvi por Aketxe. Con el empate a uno en el marcador y los amarillos sufriendo, el técnico esperaba que el vasco pudiera sorprender en algún balón parado viendo que su equipo no era capaz de llegar con peligro al área contraria.

Y bien que lo consiguió Cervera con la entrada del vasco al campo. Un saque de esquina rozando el minuto 90 encontraba la cabeza de Marcos Mauro. Dos minutos más tarde, el canterano del Athletic marcaba su primer gol de la temporada de cabeza viendo recompensado así su trabajo en la recta final. Estreno goleador de un Aketxe que necesita alegrías para mostrar su mejor cara con los amarillos.

Dos goles en un final trepidante y totalmente imprevisible. Nadie esperaba un desenlace así en un partido tan complicado para el Cádiz CF. El fútbol es así.