Rhyner marcó el 2-1 ante el Mirandés. Foto: Antonio Vázquez
Rhyner marcó el 2-1 ante el Mirandés. Foto: Antonio Vázquez
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 3-3 CD Mirandés

Los amarillos se dejan dos puntos en el descuento con un tramo final inexplicable en todos los sentidos
Por  15:13 h.

Desorden en todo al final

El final de partido que se vivió en Carranza es de esos desenlaces que ni en una buena película de terror puedes esperar. Y sería de terror sin duda porque el tiempo de descuento del Cádiz CF vs CD Mirandés sería de auténtico escalofrío.

¿Cómo es posible que a un equipo se le escape una victoria en dos minutos? ¿Cómo es posible que esto le suceda a uno de los equipos que menos goles encaja en Segunda División en las últimas temporadas? Misterios sin resolver que se deciden en un tramo final de auténtico desorden en el Cádiz CF en todos los sentidos, en el juego, las posiciones y evidentemente en el marcador.

El Cádiz CF perdió su razón de ser con un final de partido que no se puede repetir ni una más. Dos goles encajados, más el primero antes del descanso que suman la friolera de 7 goles recibidos en los dos últimos partidos en Carranza. Inconcebible.

1. Respeto y mesura

El partido arrancaba bien para un Cádiz CF que buscaba la portería de Limones y por momentos jugaba bien. Los primeros compases del partido eran para el equipo de un Álvaro Cervera que formaba un once esperado con los regresos de Espino, Rhyner y la titularidad de Sergio en el centro del campo. Los amarillos dominaban hasta que el Mirandés empezaba a discutir una posesión que estuvo muy igualada durante todo el partido.

Sin ocasiones claras durante el partido, apenas una por equipo, los goles llegaban antes del descanso. Lozano volvía ver puerta pero la alegría duraba solo los dos minutos en los que Merkelanz mandaba todo al traste con un zurdazo. Empate a goles y a sensaciones sin dominio claro de ninguno.

2. Gol y control amarillo

La segunda parte arrancaba de la mejor manera posible, con gol. Rhyner en el balón parado ponía de nuevo en ventaja a los amarillos. A partir de ahí, el Cádiz CF controlaba el choque y apenas sufría, solo por momentos con algunos robos del cuadro de Miranda de Ebro. El guión se alteraba con la lesión del canterano Sergio. Cervera hacía debutar a Pombo retrasando a Alex y jugando con Javi Navarro y Nano Mesa en ataque.

Antes del desastre final, el choque no parecía complicarse para un Cádiz que no ponía en aprietos al rival pero que tampoco sufría en exceso. El partido menguaba hasta que llegó el tanto de Nano Mesa que parecía sentenciar un duelo que nunca se debió escapar.

3. Desastre final

3-1 y cinco minutos por delante. Ocurrió la hecatombe en un Cádiz con un once extraño y cuanto menos desordenado. Javi Navarro por la izquierda, Lozano fundido en la derecha, Pombo en la media punta y arriba Nano Mesa. Y todo con la casa sin barrer. Un 3-2 gracias a la calidez de la defensa cadista y un gol final un minuto más tarde gracias al miedo cadista, merced de los errores cadistas.

Un Cádiz CF sin alma que no supo cerrar un partido ganado. Un Cádiz CF que moría en espíritu en los últimos minutos y que demostraba claros síntomas de preocupación.