Garrido celebra el tanto marcado al Extremadura en el descuento
Garrido celebra el tanto marcado al Extremadura en el descuento
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 2-1 Extremadura

Los amarillos hacen justicia al partido con un gol sobre la bocina basada en la fe y en las ideas del entrenador
Por  12:02 h.

Fe, empuje y su dosis de ‘cerverismo’

No busquen la exquisitez con la pelota, no miren si encuentran jugadas de sobar y sobar la pelota. No. Ya saben que este Cádiz CF juega a otra cosa, tan lícita como la primera, menos vistosa que aquella pero tan o más efectiva que la que ensalzan los ‘guardiolistas’.

Porque este equipo no necesita darle diez toques al balón para llegar a la portería contraria, ni lo quiere. El cerverismo basa sus ideales en evitar que el rival tenga ocasiones claras, ser claros en el robo y llegar cuanto más mejor a la portería contraria. Más o menos vistoso, al estilo le acompaña una enorme dosis de sacrificio y otra grande de fe que se traduce en un gol en el minuto 93 cuando el partido estaba ya muerto.

Los cambios, siempre los cambios, movieron el árbol y encontraron el fruto. Una primera parte de menos a más, el gol de Alex, el fallo en el empate del rival y las ocasiones que siempre fueron en la portería de Casto. Este Cádiz CF comienza bien, cree y suma que al final es lo único importante.

1. Fali, ‘el animal’, vuelve al once

Álvaro Cervera repetía la base del equipo en estas primeras jornadas del campeonato. Solo algunos cambios puntuales por molestias o lesiones han variado un once que solo ha tenido modificaciones en defensa. El animal Fali, tal y como le ha apodado Garrido, volvía al equipo titular para comenzar a edificar una pareja de centrales con Cala que promete emociones importantes esta temporada.

El técnico ha encontrado por el momento la base de su equipo que todavía no ha terminado de funcionar con la pareja Bodiger – Garrido, pero que ha encontrado en la recuperación de Salvi, la calidad de Perea y Alex, y el enorme trabajo de Caye Quintana una columna vertebral importante.

2. Gol de Alex y empate

El inicio de partido fue de claro color extremeño. El equipo de Mosquera tocaba y sometía a un Cádiz CF al que le sigue costando una barbaridad robar balones, tal y como reconocía posteriomente el propio Álvaro Cervera. Los amarillos tardaban en entrar en el partido hasta que por fin comenzaban a llegar las llegadas sobre la portería de Casto. El tanto de Alex hacía justicia a un equipo que insistía y que se iba ganando al descanso. Cervera quitaba a Bodiger, condicionado por una amarilla bastante temprana.

No obstante, otro balón parado mal defendido permitía empatar a un Extremadura que por sensaciones, no por ocasiones, parecía mucho que el Cádiz CF. Los de Almendralejo apretaban aunque sin generar peligro ante un conjunto amarillo que se atascaba.

3. Cambios para ganar 

Si algo es distinto en este Cádiz CF es que en estas tres primeras jornadas el equipo está demostrando más ambición y fuerza para ir a por los partidos. Cosa que Cervera está demostrando los cambios. Aunque la amarilla de Bodiger le condicionó para jugar con dos delanteros, el técnico no tembló a la hora de meter a un recién llegado Alejo y a Nano Mesa por Perea y Caye, respectivamente.

Con Salvi por la izquierda y Alejo por la derecha, el equipo se volvió más incisivo generando más peligro y buscando una victoria que parecía no iba a llegar. Pero faltaba esa dosis de fe y empuje, señas de identidad del cerverismo. Y quien mejor que Garrido, jugador fetiche del entrenador, para anotar un tanto que bien vale un liderato.