Alejo abraza a Iza tras el primer gol del portuense.
Alejo abraza a Iza tras el primer gol del portuense.
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 2-1 CD Lugo

Los amarillos se sobreponen a las bajas y al gol visitante para marcarse un encuentro brutal
Por  18:07 h.

Recursos sin límites

El Cádiz CF es el que menos posesión tiene de la categoría. No es de los que más lanza a puerta o el que más saques de esquina saca de la categoría, pero es el líder sobrenatural de Segunda con 39 de 51 puntos posibles.

Y todo ello se puede revertir en un partido si el Cádiz CF lo necesita. Si se enfrenta a un rival que se adelanta pronto en el marcador, juega con cinco defensas y se dedica a no salir de su campo. Si todo ello se produce, el equipo de Cervera tiene recursos para tener más posesión, abrir el campo y buscar el gol por todos los caminos. Un Cádiz con recursos ilimitados que demostró que huele a cosas muy importantes esta temporada.

1. Bajas y un fallo inesperado

Con bajas, muy sensibles, afronta el Cádiz el choque ante el Lugo. Cervera estaba preocupado, con razón, porque sabía que el rival era de los que su juego no ayudan en situaciones complicadas. Preocupación que fue en aumento cuando Rhyner, titular por las bajas, no se entendía con Cifuentes y propiciaba el gol visitante.

El tanto gallego no hizo estragos en un Cádiz CF que se repuso atacando, generando oportunidades y creando peligro. Con Nano Mesa en la izquierda y la movilidad de Alex y Lozano, los amarillos llegaban e inquietaban a un rival que no merecía ir por delante en el marcador.

2. El Cádiz pone el juego, Iza los goles

Iza hacía un mínimo de justicia con un tanto perfecto. Una internada de Nano Mesa que levanta la cabeza para buscar la internada del lateral derecho de Cádiz, Iza Carcelén, que, cuál Marcelo, ponía el empate en el marcador.

El descanso solo era un respiro para que la tónica del partido no cambiase. El Lugo era la racanería al poder, mientras que el Cádiz buscaba más. Javi Navarro daba mucha más profundidad que Alejo e Iza se marcaba un gol enorme.

3. Atacar con solidez

Con el marcador a favor, el Lugo intentaba estirar líneas sin éxito. Ni un solo ‘uy’ del cuadro lucense en la portería de Cifuentes. El peligro seguía siendo amarillo con Caye Quintana y Sergio sobre el campo. Los cambios daban más capacidad a un Cádiz que seguía demostrando que tiene banquillo y que cuenta con un bloque que sabe a lo que juega. Titulares o suplentes, este equipo tiene una capacidad competitiva enorme y eso solo puede conllevar a finales muy felices.