Los jugadores del Cádiz celebran la victoria
Los jugadores del Cádiz celebran la victoria
Cádiz CF

La pizarra del Cádiz CF 2-0 Girona

Los amarillos imponen su estilo ante un rival que se muestra incapaz de generar peligro
Por  17:34 h.

Solidez sin fisuras

El nivel defensivo del Cádiz CF le está permitiendo ostentar un liderato indiscutible. Porque la gran dinámica del conjunto de Álvaro Cervera, quince puntos de quince posibles, se basa precisamente en eso, la solidez de un equipo que concede muy poquito a cualquier rival que tenga enfrente.

El Girona, conjunto más potente económicamente de la categoría, solo tuvo una ocasión más o menos clara en todo el partido ante el Cádiz CF. Un remate de cabeza casi al final fue lo más claro de un equipo que nada pudo hacer ante el nivel mostrado por la escuadra gaditana.

Solidez, trabajo y mucho sacrificio de un equipo que mantiene la idea de su entrenador pero que ofrece variantes.

1. Primero Nano, luego Caye

Cervera disponía del mismo equipo titular que ganó una semana antes en Santander salvo el cambio obligado de delantero. Sin Lozano, el entrenador optó en un primer momento por Nano Mesa que hizo lo que le pidió el técnico, desgastar a la defensa rival. Un trabajo que Cervera quiso prolongar, de ahí que en el descanso entrara un Caye Quintana que además ofrecía posesión de balón, según explicó el propio Cervera tras el encuentro.

En un choque cerrado y con dominio alterno, la premisa del Cádiz CF era clara: robar, fortaleza y llegar al área rival. Sin demasiado peligro en las áreas, el gol cadista llegó gracias a esa pizca de suerte que también acompaña a un líder. El primer tanto abría mucho el partido para un Cádiz que cumplía a la perfección el guión.

2. Un rival anulado

El partido transcurría sin demasiados agobios para la escuadra local. Cierto es que a los amarillos les faltaba crear más peligro, sobre todo cuando tenían el balón en los pies. La inquietud de los amarillos llegaban en pérdidas visitantes, mientras que las del Girona eran gracias a algunas pérdidas amarillas.

En el debe está hacer más daño con la posesión en un Cádiz que parece haberle dado un giro de tuerca a su estilo. El equipo es más ofensivo y arriesga algo más, aunque sin perder un ápice de su solidez y su intensidad defensiva. Esto último es imposible de modificar en este Cádiz CF.

3. Cambios para ganar 

Alejo y Bodiger entraban en la segunda parte para afianzar una victoria que realmente nunca peligró. Solo algunas jugadas a balón parado generaban algún tipo de preocupación un equipo que cumplió la  idea de juego a la perfección.

Perea se iba y entraba por un Iván Alejo que todavía puede ofrecer muchísimo más y que debe hacer más daño. Cervera optó por dejarlo a pierna cambiada en la izquierda y mantener en la derecha a un Salvi que está a un nivel sobresaliente. La solidaridad de todo el equipo, el trabajo y el esfuerzo hacían prácticamente imposible cualquier posibilidad de empate.

El tanto de Alex en el último suspiro hacía justicia a un partido de pocas ocasiones pero en el que el Cádiz ofreció más cosas que un rival que por presupuesto debe estar en la zona alta de la clasificación.